El alcalde de Alcantarilla retira el presupuesto vía decreto y suspende el Pleno

El alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, en la rueda de prensa./LV
El alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, en la rueda de prensa. / LV

El PP reprocha que las 69 enmiendas planteadas por la oposición son «inviables» y «desvirtúan» las cuentas

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

La oposición había avanzado su intención de votar en contra de los presupuestos para el próximo año y el PP no quiso arriesgarse este martes a que la minoría con la que gobierna le volviese a pasar factura viendo por segundo año consecutivo cómo le echaban para atrás sus cuentas. De manera que en la Junta de Portavoces, previa al Pleno extraordinario, el alcalde, Joaquín Buendía, notificó por sorpresa un decreto a PSOE, Ciudadanos, Podemos, IU y la edil no adscrita, en el que disponía «retirar el proyecto del presupuesto para el ejercicio 2018».

En los días previos a la sesión, el PSOE denunció que el PP no había contactado con ellos para negociar y, por su parte, Cs y Podemos criticaron que no tenían tiempo para preparar sus enmiendas porque los populares les convocaron al Pleno justo antes del puente de la Constitución. Este aluvión de críticas propició que el pasado lunes, el alcalde ofreciese una rueda de prensa para pedirles «sensatez y predisposición para alcanzar un consenso». Buendía llegó a reunirse con el partido naranja antes del Pleno este martes, pero no cerró ningún acuerdo y suspendió la sesión.

El regidor hizo patente en el decreto su malestar con la oposición: «Dicho proyecto de presupuestos fue trasladado a los distintos grupos municipales el pasado 10 de noviembre, con la indicación de que podrían plantear a la Concejalía de Hacienda y a esta Alcaldía cuantas dudas y consultas tuvieran respecto al mismo, sin que por parte de ningún grupo, a excepción de IU, se hubiera realizado ninguna duda o consulta».

También desmentía no haber tendido la mano para negociar: «Durante todo este tiempo, este equipo de Gobierno ha intentado llegar a un acuerdo para sacar adelante el presupuesto. No habiendo sido posible alcanzar dicho acuerdo». Y criticaba que en la comisión informativa de Hacienda, celebrada el 30 de noviembre, tampoco hicieron propuestas a las cuentas. «No es hasta la convocatoria del Pleno, cuando los distintos grupos presentan sus enmiendas». En concreto, presentaron para su debate un total de 69 por importe de 4.093.100 euros.

«Enmiendas, en muchas ocasiones inviables por los distintos convenios y contratos que se encuentran en vigor en este Ayuntamiento. Enmiendas, en definitiva, que desvirtúan totalmente el proyecto de presupuesto».

Tales argumentos contenidos en el decreto, motivaron que el portavoz de Cs, Francisco Álvarez, tras la Junta de Portavoces, le reprochase al regidor que «negociar no es imponer; nos hemos sentado cinco veces con ellos, pero el presupuesto tenía que salir como lo habían traído y tienen que entender que hay cuatro partidos en la oposición».

Álvarez zanjó que «el PP regional ha mostrado más coherencia que el PP de Alcantarilla para sacar adelante los presupuestos autonómicos».

Por su parte, el portavoz del PSOE, Gabriel Esturillo, reiteró que el alcalde «no nos ha llamado a negociar» y criticó que «como responsable del Gobierno local debe sentar a negociar a toda la oposición».

¿Y ahora qué?

La Concejalía de Hacienda tiene ahora varias opciones sobre la mesa. Desde volver a prorrogar el próximo año las cuentas de 2016, tal y como ha hecho en 2017, gestionando la contabilidad a base de modificaciones de crédito; hasta volver a convocar un Pleno. Si finalmente se debate el presupuesto y no lo saca adelante, el alcalde podría someterse a una cuestión de confianza, pero si la pierde se arriesgaría a enfrentarse a una moción de censura. La oposición dispondría de un mes para plantear la moción y si no la ejecutara en ese plazo, los populares aprobarían sus cuentas.

El portavoz de Podemos, Arcadio Martínez, avanzó que pedirá por escrito que el regidor se someta a una cuestión de confianza por su «nula capacidad negociadora» y para comprobar «si hay alternativa al PP».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos