El abogado del detenido por mantener a su mujer e hija en condiciones insalubres en Alcantarilla critica la desatención de los servicios sociales

El detenido por secuestrar presuntamente a su mujer e hija en Alcantarilla, tras quedar en libertad con cargos el pasado jueves. /Guillermo Carrión / AGM
El detenido por secuestrar presuntamente a su mujer e hija en Alcantarilla, tras quedar en libertad con cargos el pasado jueves. / Guillermo Carrión / AGM

Asegura que le resulta imposible conocer su paradero ya que no tiene móvil ni dinero

EFE

El abogado José María de Carlos, que representa al vecino de Alcantarilla detenido la pasada semana por retener supuestamente en casa durante meses a su mujer e hija, alertó este lunes de la imposibilidad que tiene de contactar con él y la desatención en la que se encuentra por parte de los servicios sociales del ayuntamiento.

En declaraciones a EFE, este letrado aseguró que su cliente no tiene teléfono móvil ni dinero, que le resulta imposible conocer su paradero y que teme, además, por las consecuencias que pueda tener sobre él el «acoso injustificado» que está sufriendo por parte de algunos medios de comunicación.

El detenido, de 56 años y cuya identidad se corresponde con las iniciales J.B.N., quedó en libertad el pasado jueves tras pasar a disposición de la jueza de violencia sobre la mujer número 1 de Murcia con una orden de alejamiento respecto a su esposa e hija.

Para De Carlos, que asumió su defensa en el turno de oficio, su cliente está en una situación de total «desamparo», por lo que este lunes se personó en dependencias de la Policía Local y de los servicios sociales municipales en un intento de conocer su situación actual.

Según explicó a EFE, tanto sus familiares como la Policía y los servicios sociales «ignoran su estado, paradero y situación en la que se encuentra en la actualidad» puesto que «no puede residir en su vivienda y no tiene recursos económicos».

Añadió que, a día de hoy, J.B.N. ha cometido una «única infracción conocida, junto con su mujer y su hija, la de mantener su casa tras el corte del suministro de agua desde hace más de medio año en unas condiciones lamentables de higiene, salubridad y ornato».

El abogado recordó además que, tras la detención, su mujer e hija fueron sometidas a un primer examen médico en el hospital que descartó «evidencia física alguna de lesiones», y informó de que se está a la espera de que se realice el examen sobre el estado de salud mental de ambas para concluir si su relato «podría estar tildado de alguna 'fantasía' o 'irrealidad' o pudieran sufrir alguna alteración de la realidad como consecuencia de su situación».

José María de Carlos llamó este lunes la atención sobre el paradero desconocido de su cliente habida cuenta -sostiene- de que es «la única persona, al parecer, que ha asumido algún tipo de responsabilidad, aunque solo sea jurídica, de este hombre».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos