La Verdad

El alcalde rectifica y elimina el límite horario en las plazas para discapacitados

  • El Ayuntamiento se reserva el derecho de restringir el tiempo por un mal uso del estacionamiento o si se impide el acceso a servicios públicos

No le quedaba más remedio que rectificar al alcalde Joaquín Buendía. Primero, porque al regidor le llovieron las críticas de la Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física y Orgánica y la Asociación Sin Barreras porque la ordenanza, que PP y Ciudadanos aprobaron para regular la tarjeta de estacionamiento para discapacitados, tenía la mayor limitación horaria de la Región. Y en segundo lugar, porque la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades le recordó que el decreto regional que entrará en vigor este año fijaba un mínimo de ocho horas ininterrumpidas de aparcamiento, frente a las dos fijadas por la normativa.

El alcalde se reunió el pasado miércoles con la presidenta de Sin Barreras, Sofía Balsalobre, poniendo fin a una polémica que arrancó en noviembre y que incluyó una campaña del PP en las redes sociales contra Balsalobre. Tras el encuentro, el Ayuntamiento emitió un comunicado informando de que el texto se reformará y será aprobado en el Pleno de este mes. «Las plazas reservadas a personas con diversidad funcional, tanto las vinculadas a domicilios, lugares de trabajo y de servicio público, no tendrán límite horario de estacionamiento», tal y como reclamaba Sin Barreras. No obstante, el Consistorio se reserva el derecho a limitar el aparcamiento «para cada una de ellas por separado, cuando el nivel de ocupación o un mal uso continuado de una plaza dificulte el acceso para los usuarios a servicios públicos».

El nueva texto recogerá el término diversidad funcional en todo el articulado, así como mejoras en la señalización de las plazas reservadas y en las sanciones. Buendía y Balsalobre «también coincidieron en la necesidad de ampliar el número de plazas reservadas, que se irán confirmando, como continuación a la colaboración».