La Verdad

El Consistorio sanciona con 50.000 euros a Derivados Químicos por el 'caso Sanje'

Protesta que la plataforma celebró en enero de 2014 frente a la empresa tras desalojar el IES Sanje.
Protesta que la plataforma celebró en enero de 2014 frente a la empresa tras desalojar el IES Sanje. / Nacho García
  • La empresa anuncia que ha recurrido la sanción «en tiempo y forma», y recuerda que la multa «no es definitiva»

El tiempo tiene la mala costumbre de poner las cosas en su sitio. En enero de 2014, días antes de que se produjese el desalojo del instituto San Jerónimo (Sanje), el Consistorio recibió quejas del colegio de Las Tejeras porque dos alumnos de Primaria y una docente habían sufrido una «intoxicación leve por posible inhalación de gas». La Concejalía de Medio Ambiente aseguró al centro que los olores eran fruto de una supuesta quema de rastrojos. Sin embargo, un año después, el área de Juan José Gómez Hellín ha comunicado a Derivados Químicos una multa de 50.000 euros por una «infracción muy grave» de la Ley de Protección Ambiental Integrada de la Región.

La Concejalía de Medio Ambiente acredita una infracción «consistente en la falta de elaboración y comunicación al Ayuntamiento del protocolo de actuación a seguir en las operaciones de limpieza de la balsa de reserva de la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales de Derivados Químicos».

Es decir, el expediente sancionador confirma la hipótesis que se viene barajando desde que se desalojó el IES Sanje el 13 de enero de 2014. El suceso se produjo «coincidiendo con las labores de limpieza referidas», que según el expediente derivaron en emisiones atmosféricas que «generaron fuertes olores de tipo químico». La situación, precisan los informes, provocó «una fuerte alarma social». Estas consideraciones de los técnicos municipales son diametralmente opuestas a la versión de «malos olores» que viene defendiendo a capa y espada el edil popular de Medio Ambiente.

De hecho, consideran que existió «un peligro grave» para la salud y la seguridad del municipio. También ponen de manifiesto que la mercantil comenzó las labores de limpieza sin aportar previamente el protocolo l Ayuntamiento. En concreto lo hizo el 9 de enero, y solo 24 horas después fue cuando el colegio Las Tejeras tuvo que evacuar a 19 alumnos que estaban en Educación Física porque en el patio no podían respirar. El documento demuestra que la explicación que el edil dio al centro no tiene nada que ver con lo que estaba pasando.

Lo aportarán a la investigación

Además, el informe jurídico municipal incide en que el famoso protocolo de limpieza se recibió el 15 de enero, «varios días después de iniciarse las tareas». La mercantil confirmó ayer que ha presentado «un recurso de reposición en tiempo y forma» contra la multa de 50.000 euros por el 'caso Sanje'. También recalcó que «la resolución no es definitiva».

De momento, la Concejalía ha desestimado íntegramente las alegaciones que presentó la mercantil que llegó a reclamar «dejar sin efecto la sanción propuesta y archivar el expediente». La empresa siempre ha defendido que «comunicó debidamente el protocolo de limpieza».

La Plataforma Aire Limpio avanzó ayer que «presentaremos este expediente a la Fiscalía para que lo incluya en las diligencias abiertas por un supuesto delito continuado contra el medio ambiente (desde 2008)». La plataforma subrayó que «esto demuestra que no fuimos alarmistas, pese a que el concejal hablaba de quema de rastrojos». También recordaron que la Ley de Protección Ambiental Integrada prevé para las infracciones muy graves, multas de 100.001 a 1.000.000 euros, por lo que no entienden la sanción de 50.000 euros. «¿Es eso lo que vale la salud de los vecinos?».