Los alcaldes del Mar Menor muestran su «malestar» por no ser consultados antes

Castejón pide una moratoria urbanística para no aumentar la presión demográfica, aunque los primeros ediles de San Javier, San Pedro y Los Alcázares lo rechazan

LA VERDADMURCIA

Los alcaldes de Los Alcázares, San Pedro del Pinatar y San Javier se mostraron ayer muy críticos con la comisión especial del Mar Menor por no contar con ellos antes. Los regidores municipales comparecieron este lunes junto a la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, en la Asamblea Regional para informar de su punto de vista sobre las actuaciones que se están llevando a cabo en el entorno de la laguna salada.

«Ya estaba bien que no se llamara a los alcaldes», comenzó su intervención la alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, quien mostró su malestar por no contar con los regidores municipales en la convalidación del decreto ley de medidas urgentes. Martínez se mostrado «preocupada», sobre todo por la red de saneamiento y porque no se produzcan filtraciones a la laguna. Además, advirtió de que la ley integral, «que tendría que redactarse en la Asamblea», debería hacer compatible el sector turístico, ecoturismo y el turismo de salud. Por su parte, el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, abundó en la crítica realizada por Martínez y dijo que le parece «triste» que no se haya contado antes con los alcaldes de la zona del Mar Menor. Durante su intervención defendió a los agricultores, a los que se les «ha criminalizado», y dijo que «no se puede generalizar con respecto a este sector que está dispuesto a hacer lo que haga falta para proteger el Mar Menor y hacer compatible los dos usos». Entre las medidas que cree que deberían añadirse a la ley integral y que, según expuso, ellos ya han puesto en marcha, destaca la limitación de la velocidad de las embarcaciones para que no puedan ir a más de cinco nudos donde hay una profundidad de menos de cuatro metros, así como impedir la construcción de más puertos deportivos.

«No está contaminado»

A su vez, el alcalde de Los Alcázares, Anastasio Bastida, dijo que hablar de «contaminación» en la laguna salada es algo «irreal». Según Bastida, «el Mar Menor tiene un problema, está enfermo, pero no está contaminado». Bastida también reclamó celeridad en la redacción de la ley integral. «Retrasar la ley no es bueno, cuanto más se demore, más perjuicio habrá para los comerciantes de la zona», añadió.

Finalmente, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón exigió que se respeten las consideraciones del comité científico y que se retome «el consenso» en las actuaciones que se realicen. Castejón, que enviará una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al de la Comunidad, Fernando López Miras, para que impulsen una comisión de trabajo sobre este asunto entre las tres administraciones, considera «imprescindible» contar con un plan de saneamiento y depuración. La regidora cartagenera también planteó la posibilidad de pedir una moratoria urbanística que dé a los ayuntamientos «un marco legal» para no incrementar la presión demográfica sobre el Mar Menor, así como estudiar y planificar el modelo urbanístico más adecuado. Sin embargo, esta petición no ha sido aceptada por los otros tres alcaldes, que señalaron que ya ha habido moratoria durante los diez últimos años y que en los planes generales de ordenación de los municipios se prohíbe la construcción de viviendas en determinadas zonas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos