El alcalde de Murcia plantea al Ministerio varias opciones, incluidos los trenes híbridos

El tren a su paso por Murcia/Alfonso Durán/ AGM
El tren a su paso por Murcia / Alfonso Durán/ AGM

José Ballesta y su equipo analizan propuestas para facilitar la permeabilidad de los barrios mientras se soterra, aunque la Agencia de Seguridad Ferroviaria tiene la última palabra

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El alcalde de Murcia, José Ballesta, está analizando con el Ministerio de Fomento distintas opciones para resolver el conflicto de las obras del AVE en Murcia. Hay varias propuestas encima de la mesa y no se excluye nada en estos momentos, incluida la posibilidad de que se puedan utilizar trenes híbridos, tal y como solicita la Plataforma Pro Soterramiento. Ballesta indicó ayer a 'La Verdad' que cualquier cambio que se realice ahora «reviste una gran complejidad técnica y jurídica», y subrayó que las conversaciones están en una fase «muy embrionaria. Aún no existe ningún compromiso y no se puede adelantar nada; solo estamos analizando propuestas», recalcó.

Ballesta indicó que el objetivo último es facilitar la permeabilidad entre los barrios de la ciudad y superar las dificultades del tránsito de las personas mientras duren las obras. Adif calcula que la primera fase del soterramiento durará unos dos años, y la totalidad de las obras, con la estación, será de 36 meses. Con ese escenario, el equipo de gobierno municipal trata de buscar acuerdos en Madrid para poner fin a las protestas, que cumplen su primera semana de continuidad, y para atender las reivindicaciones de la Plataforma y conciliarlas con la continuidad de las obras para la llegada del AVE.

Entre las propuestas del alcalde y su equipo está habilitar un paso en Santiago el Mayor mientras duren las obras del soterramiento, y que no se limite a una pasarela con ascensores. Será casi imposible que la Agencia de Seguridad Ferroviaria autorice un paso a nivel en una línea electrificada, lo cual plantea la opción de que el desvío provisional no tenga catenaria. Sin embargo, tampoco es seguro que dicha Agencia autorice un paso -o que se mantenga el actual- en una vía sin electrificar.

El papel de Camarillas

Para tratar de desbloquear la situación, el alcalde ha planteado también que se puedan utilizar trenes híbridos. Si no todas las locomotoras que se precisan, sí algunas de ellas. Varias unidades debían venir a la Región de Murcia, como prometió el Ministerio años atrás, pero no fue así y se destinaron a Galicia, Asturias y Cantabria. En cualquier caso, lo que dicte la Agencia de Seguridad Ferroviaria será determinante a la hora de adoptar cualquier decisión sobre los pasos a nivel, y más después de la tragedia del Alvia en Galicia hace cuatro años. Esto condicionaría el resto de medidas.

También se ha hablado de agilizar la variante de Camarillas. El tráfico se podría distribuir entre los trenes Altaria por Camarillas (que pondría Murcia a unas 3 horas de Madrid) y los híbridos por Monforte, mientras se ejecuta el soterramiento.

La portavoz del Gobierno regional dijo que el Ayuntamiento y la Dirección General de Transportes presentarán el Plan de Movilidad que pretende «asegurar todas las peticiones de la Plataforma». Sobre las gestiones con el Ministerio, Noelia Arroyo dio la «bienvenida a cualquier solución que sea viable técnicamente y que no ponga en riesgo a los usuarios del ferrocarril». Recordó que «no hay otra manera» que montar la vía provisional para no interrumpir el tráfico de trenes, por lo que instó a desvincular el soterramiento de las vías a la llegada del AVE a la ciudad. Añadió que mantener los pasos a nivel «es imposible por seguridad».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos