Los empresarios esperan que la llegada del AVE no se retrase con el nuevo Gobierno de Sánchez

Un momento de la Asamblea de Croem. /Vicente Vicéns / AGM
Un momento de la Asamblea de Croem. / Vicente Vicéns / AGM

El presidente de Croem, reelegido este jueves en la asamblea de la organización, desea que el Ejecutivo regional y el nacional «mantengan unas relaciones fructíferas, donde prime el interés general y el equilibrio territorial en cuestiones prioritarias»

EUROPA PRESS

El presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), José María Albarracín, demandó que se ejecuten los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que el nuevo Gobierno y el Ejecutivo regional «mantengan unas relaciones fructíferas, donde prime el interés general y el equilibrio territorial en cuestiones prioritarias como la financiación autonómica y el reparto del agua, donde se siguen dando las dos Españas».

Albarracín, que no negó que exista «cierto grado de expectación, no exenta de preocupación» por los condicionantes que pudiera conllevar este cambio y lo que se podría derivar de decisiones asociadas a la presión de algunos partidos políticos que «en nada velan por el interés general de España», advirtió de que «los desequilibrios suponen debilidad y la división también».

Así lo puso de manifiesto en el transcurso de la asamblea de Croem, que coincide con el 40 aniversario de la patronal murciana, al que asistieron los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi.

Por ello, abogó por la «unidad» del país y reclamó al presidente del Gobierno, pero también al resto de partidos políticos, que «alcancen cuanto antes ese Pacto Nacional que garantice el agua y que termine de una vez por todas con la escasez del sureste».

En materia de infraestructuras, considera que la continuidad del AVE a Cartagena y Lorca «debe darse en tiempo y forma una vez los trenes hayan llegado a la capital murciana, cosa que debe suceder en pocos meses ya, si nada lo impide».

«No quiero pensar que nadie sea capaz en este momento, después de 20 años de espera, de plantear escenarios alternativos a los conocidos, ya a un paso de su culminación», señaló Albarracín, quien recordó que hasta la fecha «han existido compromisos claros por parte de Fomento y confiamos en que el nuevo titular de la cartera sea cumplidor de los acuerdos alcanzados, que nacen de muchas conversaciones en las que hemos participado activamente».

También hizo mención al aeropuerto de Corvera y al impulso que ello supondrá en el turismo, así como la necesidad de avanzar en el proyecto Corredor del Mediterráneo para que «exista ese gran pasillo desde Algeciras hasta el norte de Europa, clave para nuestra competitividad».

En materia de financiación, confesó que otro gran reto de este segundo mandato está encaminado a «seguir buscando las mejores vías de colaboración entre la empresa y la Universidad, pero también entre la empresa y los centros de Formación Profesional».

También considera inaceptable la derogación de las dos últimas reformas laborales, que en estos años han tenido un efecto «positivo». De ahí que expresara su deseo de continuar, conjuntamente con los sindicatos, «el proceso de diálogo social al máximo nivel para que exista un compromiso de todos en la negociación colectiva y en el resto de asuntos que tienen que ver con la formación y el empleo».

En esta línea, también confesó que tiene muchas esperanzas puestas en la nueva Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente, ARCA, «ya que uno de los principales obstáculos que encuentran los empresarios es la tramitación medioambiental».

Detrás de la creación de este organismo público está Croem en colaboración con el Gobierno regional, por lo que considera que «no es posible que vuelvan a darse casos del pasado, con pérdidas millonarias e inversiones que viajan a regiones limítrofes por la desesperación del empresario local».

Albarracín, que aplaude la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, avanzó que seguirá exigiendo que en este 2018 «se haga lo propio con el tramo autonómico del IRPF y también con el Impuesto sobre el Patrimonio». «Espero que no se pretendan cambios en este sentido, que serían contestados con la debida contundencia por los empresarios», advirtió.

Último mandato

Tras confesar que han sido cuatro años de trabajo «muy intenso», celebró la unidad conseguida de los empresarios en la Región, tras lo que avanzó que afronta su segundo y último mandato con la confianza que han depositado en su persona.

Como hitos importantes también hizo mención al reconocimiento de la figura del empresario con la aprobación, por parte de la Asamblea Regional, del Día del Empresario; así como la ley de simplificación administrativa y la recuperación del tejido empresarial, además del saneamiento económico de la confederación.

También avanzó que habrá una «profunda remodelación», de inyección de savia nueva con importantes incorporaciones y también de la mujer, que se conocerá a finales de este mes.

Nuevo delegado del Gobierno

Albarracín también deseó éxito al nuevo delegado del Gobierno, Diego Conesa, y dejó claro que trabajará con él con la intención de que «no se paralicen las cosas que hay pendientes».

«Vamos a dejar que le nombren y entonces lo primero que haremos será felicitarle», dijo Albarracín momentos antes de celebrar la asamblea de Croem con motivo del 40 aniversario, para después advertir de que si el presidente del Estado «lo cree oportuno nombrarlo pues bienvenido sea».

Así, aseguró que trabajará conjuntamente para que «esa representación del Gobierno de España en Murcia vaya en el doble sentido de traer aquí lo que el Gobierno plantea y llevar a Madrid lo que desde Murcia se plantee».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos