Vecinos de Los Jardines denuncian «abandono y suciedad» en las calles

Critican la «dejadez» del Ayuntamiento en el mantenimiento de la urbanización; «ni siquiera responden a nuestras quejas por escrito»

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Sienten rabia cada vez que salen de sus casas y observan «aceras repletas de matorrales, bancos rotos, una fuente sin funcionar, un solar que se ha convertido en un vertedero lleno de ratas...». Así lo aseguran algunos vecinos de la urbanización Los Jardines de Águilas, que denuncian «el abandono y la suciedad» en zonas de dicho complejo, formado por unas 300 viviendas. Lamentan, además, que «el Ayuntamiento ni siquiera nos haya contestado a pesar de haber presentado varias quejas formales en la Concejalía de Participación Ciudadana».

Pedro Raúl Pelegrín, un residente de la calle Escritor Antonio Prieto, explica que la urbanización, ubicada a espaldas de la residencia de ferroviarios, «está abandonada desde hace muchos años. En uno de los parques hay una fuente que no funciona. No se puede caminar por las aceras de la calle Sebastián Feringán porque están llenas de matorrales. Y en la vía José Barnés García ocurre lo mismo. Nos ha invadido la dejadez. Estamos muy cansados de vivir así». Este vecino sostiene que «técnicos del Ayuntamiento han cortado con una radial algunos bordillos para que las máquinas cortacésped puedan pasar de un lado a otro. ¡Es un desastre!».

Pero lo que más preocupa a Pelegrín es que «faltan algunas señales de tráfico y además tenemos un solar que se ha convertido en un vertedero. El otro día llegué del trabajo y vi cómo una rata salía de allí y se colaba en el dúplex de un vecino. ¡No hay derecho!». También hay peticiones de los residentes para que el Consistorio «asfalte la zona donde termina el puente que se está construyendo junto al complejo».

Ciudadanos cree que no se trata por igual a todos los barrios y reivindica soluciones

Julia Blanco, otra de las vecinas, asegura que «aquí estamos dejados de la mano de Dios. No entiendo este abandono cuando todos los vecinos pagamos religiosamente nuestros recibos de la contribución. ¡Porque yo pago 500 euros de IBI, que se dice pronto!». E ironiza: «Es digno de ver el lugar donde vivimos».

Esta vecina dice que se ha puesto en contacto con el Consistorio en repetidas ocasiones. «He presentado escritos... y nada», puntualiza. Blanco se quejó hace unas semanas de que el agua de riego de los jardines provocaba grandes charcos en los parques. «Publiqué fotos en Facebook para denunciar estos hechos, y los políticos me mandaron a mi casa al jefe de mantenimiento. Vino a decirme que no publicara más fotos, que todo estaba bien». Lamenta, asimismo, que «el problema ya no es que no nos hagan caso, sino que ni siquiera contesten a nuestras quejas por escrito».

Su marido, José Antonio Trenza, sostiene que «es una poca vergüenza que haya matorrales de más de un metro de altura en algunas aceras. Y esto no pasa en calles que estén escondidas, sino en las vías que hay nada más acceder a la urbanización». Trenza, que tiene nietos, siente miedo cada vez que estos juegan en el parque. «Hay bancos que están rotos y tengo temor a que los pequeños se puedan lisiar».

Los residentes trasladaron hace unos días ese malestar a Ciudadanos, que visitó la zona. El coordinador de la formación naranja, Francisco Martínez, afirma que «vamos a solicitar al Consistorio que dé una solución a estos problemas». Añade que «es triste comprobar que el concejal Luis López esté dando un trato distinto a diferentes barrios. Todo ello consentido y tolerado por la alcaldesa, Mari Carmen Moreno».

'La Verdad' se puso en contacto ayer con el Ayuntamiento. Desde alcaldía prefirieron no hacer declaraciones sobre las quejas vecinales en Los Jardines.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos