Reparten botellines para mezclar agua y vinagre y evitar las manchas de orín de los perros en la calle

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Hacer responsables a los vecinos de los orines y excrementos de sus animales de compañía. Ese es el objetivo de la campaña que ha iniciado la empresa concesionaria del servicio de limpieza, a petición del Ayuntamiento de Águilas, de forma que a la entrega de bolsas que ya se realiza entre los propietarios de mascotas, se sumará el reparto de más de 1.000 botellines con el objetivo de que estos se rellenen con una mezcla a partes iguales de agua y vinagre. Esta mezcla impide la aparición de las manchas que los orines de los perros causan en las esquinas, fachadas y mobiliario público.

La botella que se entrega, por su tamaño, está pensada para llevarla encima. Esta campaña supone un complemento a la aplicación de un producto que repele la orina de perros y gatos, y que desde hace meses ejecutan los servicios de limpieza. El producto es inocuo para los canes y se aplica mediante pulverización directa en las zonas afectadas y, de forma inmediata, sus propiedades aromáticas inciden en los animales eliminando los hábitos adquiridos de orinar en el mobiliario urbano.

Isabel Fernández, edil de Empresas Prestadoras de Servicios, recordó ayer que «la orina tiene un efecto altamente corrosivo y esta medida servirá para ayudar a evitar que otros perros miccionen en el mismo lugar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos