El Poli cierra la cocina

José Rodríguez, propietario de El Poli, en el restaurante./P. Alonso / AGM
José Rodríguez, propietario de El Poli, en el restaurante. / P. Alonso / AGM

El dueño del conocido restaurante, referente de la gastronomía marinera, afronta una nueva etapa con la elaboración de conservas de calidad

SERGIO GALLEGOÁGUILAS

José Rodríguez 'El Poli' y Lidia Mula, propietarios del restaurante El Poli de Águilas, ya no servirán más cigalitas, ni tomates a la plancha, ni gamba roja, ni musinas, ni boquerones hervidos, ni arroces, ni paté de pulpo, ni fideuá de fideo fino, ni picos de cherna, ni rapes, ni rayas frescas, ni huevas de pulpo, ni taquitos de atún rojo, ni nada de nada.

El Poli baja la persiana definitivamente para liberar a sus propietarios y poder así emprender en un nuevo proyecto gastronómico: la conserva de productos del mar. «No podemos estar en dos sitios a la vez. Queremos llevar a cabo un nuevo proyecto y la única forma de hacerlo es cerrando el restaurante para centrarnos al cien por cien en esta nueva aventura», explica Rodríguez.

De esta forma, ponen fin a dieciséis años de oficio en los que una buena parte de ellos se consolidaron como uno de los referentes gastronómicos de la Región en lo que cocina marinera se refiere gracias a la búsqueda del mejor producto del mar, a un tratamiento respetuoso y a unos precios más que razonables.

Según Rodríguez, la nueva empresa de conserva es un proyecto que le rondaba la cabeza durante varios años y a esta ilusión por «evolucionar en la gastronomía» se le suma la de ordenar el tiempo de la familia teniendo fines de semana y fiestas señaladas de descanso. «Estamos muy agradecidos a todos los clientes que han pasado por el restaurante y a todos los que nos han transmitido muestras de cariño. Ahora empieza otra etapa y esperamos tener el mismo éxito que en el restaurante» afirma 'El Poli'.

Una pequeña empresa conservera de productos ecológicos y murcianos, con una gran presencia de frutos del mar, afincada en Lorca y que comenzará a andar por el mes de noviembre es el nuevo proyecto empresarial de este matrimonio, que lejos de seguir los consejos de quienes les sugerían ampliar el restaurante para satisfacer la demanda de clientes que tenían, han mirado justo para el otro lado para comenzar de cero.

«Vamos a seguir cocinando, porque los productos que vamos a envasar llevan casi el mismo proceso que un plato del restaurante, pero de otra forma. El restaurante estará cerrado para siempre si todo va bien; no lo vamos a alquilar, porque quién sabe lo que puede pasar en un futuro...», concluye Rodríguez.

Platos envasados

Empresarios, turistas, vecinos, políticos... El Poli reunía en su pequeño comedor a los amantes del buen pescado, una cofradía de clientes y amigos que tenían la prevención de reservar mesa con mucha antelación: a principio de verano ya era casi imposible encontrar un hueco libre para los próximos meses. Bien lo sabe el ex presidente de la Comunidad Autónoma y del Partido Popular, Pedro Antonio Sánchez, quien el pasado agosto alabó en Twitter el sabor del 'Arroz aparte'. Quizá esta receta sobreviva y se convierta en una de las futuras conservas de El Poli.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos