La obra de acondicionamiento del Juzgado de Paz evitará un nuevo hundimiento del suelo

LV

La alcaldesa de Águilas, Mari Carmen Moreno, y el edil de Urbanismo, Tomás Consentino, visitaron las instalaciones del Juzgado de Paz de la localidad donde se ha llevado a cabo una actuación consistente en el relleno del suelo y posterior sustitución del mismo ya que se advertían importantes hundimientos que habían convertido este espacio en impracticable. Las obras han incluido también el refuerzo de una parte de los muros así como la creación de espacios más diáfanos.

La actuación ha conseguido así mejorar notablemente un espacio que, aseguraba el juez de paz, Domingo López, registra una gran actividad. Así, en la Memoria del Juzgado de Paz de Águilas del año 2017 se registraron un total de 556 inscripciones, correspondientes a 299 nacimientos, 130 matrimonios y 127 defunciones. Además, se llevaron a cabo 60 actos de conciliación; se atendieron 2.614 solicitudes de cooperación, de las que 1.373 fueron de carácter civil y 1.241 penal; y se extendieron 4.528 certificaciones.

Durante la visita, tanto Moreno como Consentino coincidieron en señalar que un lugar que registra tanta actividad «necesita estar en condiciones óptimas y garantizar la seguridad, tanto de las personas que acuden a él para realizar algún trámite como del personal que realiza su trabajo en el mismo».

Críticas del PP por Cortijos

Por otra parte, la portavoz del PP de Águilas, Isabel Soler, ha criticado «el tono altanero y prepotente de una alcaldesa visiblemente nerviosa» ante la propuesta de su grupo municipal para que escuche a los aguileños y adopte otra serie de medidas que no sean la de dejar sin actividad la Plaza de Antonio Cortijos.

Soler lamenta que lo prioritario para Moreno sea «mantener su sillón y no luchar por el interés de Águilas, lo que muestra la preocupación de este equipo de gobierno socialista por la promoción del turismo en nuestro pueblo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos