Navegando por la historia

Visitantes observan el galeón 'Andalucía', que atracó el pasado martes en el puerto de Águilas. / Paco Alonso / AGM

El galeón 'Andalucía', que puede visitarse hasta el domingo, rememora las rutas comerciales

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Está pendiente de que todas las partes del galeón 'Andalucía' se encuentren en perfecto estado de revista para que la gente pueda observar con asombro el histórico y majestuoso navío. Mientras los trabajos de la tripulación continúan, María José Fernández, segunda oficial del barco, recuerda algunos momentos clave de la corta pero intensa vida del barco. «En los últimos años hemos estado visitando más de 40 países y más de 100 puertos. Recuerdo que surcando el Canal de Suez tuvimos que apagar todas las luces y ser escoltados por la Marina Española porque había muchos piratas», rememora con alivio. Y confiesa: «También pasamos apuros regresando de Estados Unidos. Allí hemos estado cuatro años. A la vuelta, tuvimos un huracán pisándonos los talones. Fueron momentos duros».

El 'Andalucía', que se encuentra atracado en el puerto pesquero de Águilas desde el pasado martes, puede visitarse hasta el próximo domingo, desde las 10 horas hasta las 19 horas. Las entradas pueden adquirirse en el propio barco y a través de la web fundacionnaovictoria.org (6 euros para los adultos y 3 para los niños de entre cinco y diez años). Los menores de cinco años pueden acceder gratuitamente y ya hay visitas organizadas para los colegios del municipio.

La embarcación fue construida entre los años 2009 y 2011 por la Fundación Nao Victoria, que se dedica a promocionar barcos históricos por todo el mundo. De hecho, ya estuvo varios días en Cartagena durante el pasado mes de diciembre. Se trata de una réplica del barco empleado por los españoles entre los siglos XVI y XVIII en las expediciones marítimas del Atlántico y el Pacífico, dentro de las rutas comerciales entre España y América. «Este fue el vehículo que unió todas las culturas durante esos siglos y en el que se transportaban alimentos y piedras preciosas, como oro y plata. Siempre digo que tuvo que ser el internet de la época», relata Fernando Viota, responsable del barco. «La nave hacía la ruta de las américas y de las indias. En aquella época era un mercante armado, diseñado para cruzar los grandes océanos», explica con entusiasmo.

Durante tres siglos, este tipo de galeones españoles atravesaron el Atlántico, navegaron por el Caribe y cubrieron la ruta del Pacífico. «En aquella época se vivieron infinidad de descubrimientos. Nuestro trabajo ahora es recrear aquella vida a bordo y acercar la historia a todas las personas que vienen a visitar el navío», añade Viota.

«¡Se mueve mucho!»

El diseño del barco tiene forma de cáscara de nuez. «¡Se mueve mucho cuando estamos en alta mar!», cuenta en tono irónico Viota. Esta réplica tiene 49 metros de eslora, diez metros de manga y casi mil metros cuadrados de superficie de velas. «Para construir este galeón se necesitaron tres años de investigación de las formas, detalles y medidas de estos galeones de Indias. Su fabricación costó seis millones de euros», afirma el responsable del 'Andalucía'. Además, cuenta con cabrestante, campana, cañones y dos anclas. Estas también son réplicas de las originales. «Intentamos usarlas lo menos posible porque tenemos que tirarlas a mano entre ocho personas. El barco es un museo».

La alcaldesa de Águilas, Mari Carmen Moreno, visitó ayer la embarcación junto los concejales Cristóbal Casado y Encarnación Navarro. «Supone una oportunidad para conocer la historia de estos legendarios galeones españoles que durante siglos unieron España con América», puntualizó la regidora. Un museo sobre el mar de Águilas que logra sumergir al público en la historia marítima de España y con el que se revive la vida a bordo de un majestuoso galeón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos