Un juez condena al Consistorio por la adjudicación irregular de la guardería de Las Molinetas

La sentencia obliga al Ayuntamiento a pagar 50.000 euros de costas; el contrato anulado lo firmó Hernández, del PP

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Un juez ha condenado al Ayuntamiento de Águilas a abonar 50.000 euros de costas por la adjudicación irregular de la guardería de Las Molinetas. Según el fallo, el expediente debe retrotaerse al momento de celebración de la Mesa de Contratación, «debiendo continuar teniendo en cuenta la oferta de la empresa» que quedó fuera del concurso. La firma que logró la adjudicación carecía de personalidad jurídica en el momento en el que se presentó.

Siempre según la sentencia, los hechos se remontan a agosto de 2014, cuando el BORM publicó el anuncio de licitación del contrato de gestión del centro Escuela Infantil de Águilas. En aquel momento, el alcalde era Bartolomé Hernández (PP).

Expone el texto que «a la licitación concurrieron tres ofertas». La tercera firma quedó fuera. A las dos primeras empresas se les dio un plazo de tres días para que subsanaran las faltas. «La segunda firma, Inés López y Otras, carecía de la acreditación de certificado bancario que garantizara solvencia financiera y económica, y la primera empresa contenía toda la documentación exigida en el pliego de condiciones». Añade que «la Mesa de Contratación, tras estudiar la documentación presentada en subsanación del sobre A, otorgó a Inés López y Otras un plazo de 24 horas para que aclarase si la sociedad tenía o no personalidad jurídica.

Esta firma aportó unos estatutos de la sociedad en los que se exponía que tres personas habían constituido una «sociedad civil con personalidad jurídica propia». El juez señala que «en la copia de los estatutos inicialmente presentada se decía que la empresa no tenía personalidad jurídica propia». Pues bien, «la Mesa de Contratación se reunió, estudió el informe de baremación y la oferta más favorable y beneficiosa para los intereses municipales fue para Inés López y Otras, que consiguió la adjudicación». Fue entonces cuando la empresa que quedó fuera interpuso una demanda contra el Ayuntamiento, en la que pedía que se declarara la nulidad de la adjudicación.

Según el fallo, el juez estima la demanda y acuerda declarar contraria la resolución adoptada por la Mesa de Contratación, «dejándola sin efecto y debiendo retrotraer al expediente al momento de la celebración de la Mesa de Contratación», sin obviar todo lo referido a la carencia de personalidad jurídica y a la falta de acreditación del requisito de solvencia de la firma Inés López y Otras. Por último condena en costas a la parte demandada: el Ayuntamiento.

«No vamos a recurrir»

El concejal de Hacienda, Tomás Consentino, aseguró ayer a este diario que el Consistorio no va a recurrir la sentencia. «Nos hemos informado con nuestros servicios jurídicos y nos han comentado que las costas de un segundo proceso pueden ascender a 30.000 euros, por lo que la suma sería mayor».

Añadió que, dando cumplimiento al fallo, todo apunta a que «la empresa que quedó fuera será la nueva adjudicataria. Hay que dejar claro que este cambio no tiene que ver con el funcionamiento del centro».

Fotos

Vídeos