e

Las mujeres de la peña 'El Tangay' cosen hasta altas horas de la madrugada./Paco Alonso / AGM
Las mujeres de la peña 'El Tangay' cosen hasta altas horas de la madrugada. / Paco Alonso / AGM

Las peñas carnavaleras encaran la recta final trabajando hasta altas horas de la madrugada; las bromas y el jolgorio siguen presentes

JUAN RUIZ PALACIOSÁGUILAS

Lleva la voz cantante y da indicaciones a sus compañeras de peña. El tiempo se echa encima y María del Mar Ortega, de 'El Tangay', intenta aprovechar cada minuto para que los miembros de esta formación puedan desfilar durante los días de Carnaval con unos vestidos sorprendentes y muy elaborados. «Aquí no se da puntada sin hilo», bromean las mujeres que la integran, que cosen los trajes hasta altas horas de la madrugada en la sede del grupo. Porque las ganas de jolgorio y el buen humor no pueden perder a pesar del estrés que se vive en las semanas previas a la gran fiesta de Águilas.

Las peñas encaran la gran recta final trabajando sin descanso hasta altas horas de la madrugada. A falta de una semana escasa para que se celebre la tradicional gala del Cambio de Poderes, los componentes de 'El Tangay' son el claro ejemplo de cómo un grupo carnavalero vive los momentos previos a la fiesta más importante del municipio. El esfuerzo de esta formación se vio recompensado el año pasado, pues consiguieron alzarse con el premio 'A lo mejor del Carnaval'.

Trabajar hasta el último día

«Aquí no se da puntada sin hilo», bromean en la peña El Tangay, que fue premiada el año pasado

«Todavía hay que hacer muchas cosas. Yo creo que vamos a estar trabajando hasta el último día para culminar todos los retoques de la carroza y de nuestros trajes. Preparar el Carnaval lleva mucho curro», asegura Domingo Sáez, más conocido como 'El Ganadero'. «Somos una peña muy familiar y la verdad es que nos llevamos bastante bien. Al final pasamos muchas horas juntos y es primordial que exista este buen ambiente», puntualiza este vecino, mientras corta con un cúter unos cartones que, más tarde, servirán para decorar la carroza.

Junto a él se encuentra Santi Robles, otro de los miembros que se hace notar. «A finales de agosto escogemos la temática que vamos a desarrollar en los desfiles. En total, somos más de un centenar de personas, pero nos ponemos de acuerdo», relata. En la confección de las carrozas de esta formación trabajan cerca de cuarenta hombres. «Nos turnamos dependiendo de los días. Los lunes o martes solemos terminar de trabajar sobre las dos de la madrugada. Pero los fines de semana se nos hacen hasta las 4. Eso sí, el domingo toca día intenso de trabajo y comida con todos los miembros de la peña. Es el mejor día», puntualiza Robles, mientras observa a los más pequeños, que también echan un capote con los preparativos.

Carrozas de cartón piedra

El material que se utiliza para adornar las carrozas varía dependiendo de cada peña. «Nosotros trabajamos con cartón piedra, figuras y estructuras de poliespán y de poliéster. Tenemos mucha variedad», confiesa Andrés López, alias 'El Patata', mientras ayuda a sus compañeros a cargar unas figuras para subirlas a la carroza. El coste de la decoración sale por unos 40.000 euros, según los componentes de esta formación. «Lleva mucho colorido y los materiales son caros. Y eso sin contar la mano de obra», sostienen.

Pero cada noche se monta el lío cuando el hambre aprieta. La novedad de este año en 'El Tangay' es que sus miembros han instalado un horno de leña y una barbacoa para combatir el hambre. «Así aprovechamos y no perdemos el tiempo porque cenamos y seguimos trabajando sin parar», relata otro miembro, mientras echa un vistazo al pulpo que se cuece en el interior del horno. «Vamos fatal de tiempo. La verdad es que las peñas nos hemos confiado este año», comenta Paqui, que se encarga también de coser los casquetes de las peluca.

Por su parte, Alfredo Moreno, Don Carnal 2017, está colaborando en los preparativos de diversas peñas. «Todavía queda mucho trabajo por hacer. Siempre nos ponemos las pilas después de Navidad, pero este año el Carnaval llega muy pronto y eso se está notando», confiesa.

Mientras, en las calles de Águilas ya se respira ambiente carnavalero y se están empezando a filtrar informaciones sobre los vestidos y los colores que lucirán los grupos. «Ya se oye si los de una peña van a llevar determinado color y si los de otra han elegido esta temática. El ambiente es muy sano, pero lo cierto es que todo el mundo va reventado. Estamos deseando que empiecen los desfiles», añade Moreno, quien tendrá que subirse al escenario en la gala del Cambio de Poderes, que se celebrará el próximo sábado 3 de febrero en el pabellón Diego Calvo. Allí darán comienzo los actos del Carnaval de Águilas, declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos