La Verdad

El equipo de gobierno rechaza eliminar la tasa de apertura de negocios a los jóvenes

  • El PSOE justifica que ese canon «ampara el trabajo que realizan los técnicos municipales para que los locales reúnan las condiciones mínimas»

Otro pleno cargado de discrepancias entre los dos principales partidos políticos en Águilas. El gobierno socialista tumbó una moción presentada por los populares para eliminar la tasa de licencia de apertura de establecimientos, y el PP no presentó enmienda alguna a la aprobación inicial de la ordenanza para la garantía de la convivencia ciudadana y la protección del espacio urbano, que pretende luchar contra el vandalismo.

La sesión comenzó bajo una aparente calma, pero la patata se fue calentando conforme pasaron los minutos. Uno de los puntos más intensos fue la moción presentada por el PP, que fue tumbada por el PSOE, para eliminar la tasa de apertura a establecimientos. Los beneficiarios de esta medida iban a ser los emprendedores menores de 35 años y los locales cuyas dimensiones no excedieran de los cien metros cuadrados.

El edil popular Carlos Bartolomé Buitrago explica que, con esa moción, pretendían dar condiciones más favorables a los emprendedores para promover el empleo e incentivar el comercio en el municipio. «Queremos dar facilidades a los jóvenes, porque necesitan un empujón para empezar sus negocios y esa tasa no supone un gasto grande para el Ayuntamiento», asegura.

El concejal de Hacienda, Tomás Consentino, asevera que dicha tasa ampara los trabajos que tienen que hacer los técnicos, es decir, personal del Ayuntamiento, para garantizar que los locales reúnen las condiciones mínimas necesarias». Añade que «el importe que hay que pagar en Águilas es de los más bajos de la Región y entendemos que hay que seguir manteniendo el canon por la mencionada contraprestación». El Ejecutivo local tumbó la moción.

Sin embargo, el Pleno dio luz verde a que dos calles reciban el nombre del empresario Alfonso García Zapata y del ciclista aguileño Fernando Piñero Gallego.

Ordenanza de convivencia

Otro de los momentos interesantes se vivió en el punto número 7, en el que se debatió la ordenanza convivencia ciudadana. El concejal popular Francisco Clemente reprocha que la mencionada norma «está copiada y plagiada de la de Málaga» y que «el importe de las sanciones por conductas delictivas -hacer grafitis, romper mobiliario urbano...- eran excesivas -entre 30 y 750 euros-».

El edil socialista Luis López defiende que «buscamos la educación, los valores. La nueva ordenanza pretende dar cobertura jurídica a la Policía Local. Este texto es una recopilación de lo aprobado en otros municipios y, además, contempla la figura del mediador. Queremos que no se haga un uso inadecuado de espacios públicos y evitar el vandalismo».

La alcaldesa, Mari Carmen Moreno, tendió la mano a los concejales del PP para mejorar ese borrador y aprobar el mes que viene una ordenanza para mejorar la convivencia. «Me apena mucho que no hayan hecho ni una aportación durante el mes que han tenido el borrador», sentencia. «Se trata de tener un marco normativo para mejorar la convivencia».