«Sin agricultura no sirven las infraestructuras»

El salón, abarrotado de militantes y cargos del PP, junto con los dirigentes empresariales y los regantes. / Javier Carrión / AGM

Rajoy tuvo que escuchar las reivindicaciones y protestas de los regantes en un cara a cara de diez minutos. El jefe del Ejecutivo se sintió obligado a hablar del agua, y puso la pelota en el tejado del PSOE para lograr un pacto nacional consensuado

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

«Como estoy en Murcia, no quiero pasar sin hablar del agua», manifestó Mariano Rajoy al final de su discurso, en el que se declaró «conocedor» del grave problema de la falta de recursos hídricos. Los dirigentes del Sindicado de Regantes del Trasvase (Scrats) y de los regadíos tradicionales fueron invitados finalmente al acto el día anterior, y tuvieron oportunidad de charlar durante unos minutos con el presidente del Gobierno, antes de que se marchara a Caravaca de la Cruz. Rajoy puso la pelota en el tejado del PSOE y comentó que, si los socialistas están de acuerdo, saldrá adelante el Pacto Nacional del Agua. El Gobierno se ha comprometido a acelerar los trabajos mediante la presentación en el Congreso de una iniciativa para lograr el consenso necesario.

Admitió que la cuenca del Segura sufre la escasez de forma estructural, a diferencia del resto de España, y recordó que el Ministerio de Agricultura aprobó en 2015 un real decreto ley de medidas urgentes que se siguen aplicando. «Espero que, a partir de enero, seamos capaces entre todos de dar respuesta a un asunto de enorme trascendencia», enfatizó.

Lucas Jiménez: «El pacto nacional solo tiene de agua el nombre; sentimos un miedo real por lo que pueda suceder en primavera»

El Círculo por el Agua le pide una cita a Rajoy en La Moncloa; o, en su defecto, con la vicepresidenta Sáenz de Santamaría

Rodeado por los productores

Aunque el acto promovido por el Ejecutivo se centró en las infraestructuras, Rajoy tuvo que enfrentarse finalmente al toro del agua, pero no contentó a los regantes, productores y exportadores. En un breve encuentro al aire libre, escuchó las quejas y revindicaciones de este colectivo por boca de Lucas Jiménez, José Antonio Andújar, Juan Marín Bravo, Santiago Martínez, Isidoro Ruiz, Diego Frutos y Joaquín Gómez, entre otros. El enfado era palpable.

Le pidieron que estudie un trasvase urgente de 60 hectómetros -desde la cabecera del Tajo-, así como una reunión en La Moncloa, con él o con la vicepresidenta Sáenz de Santamaría. No quieren hacerlo con la ministra Isabel García Tejerina. El presidente del Scrats, Lucas Jiménez, comentó que el Pacto del Agua «solo tiene de agua el nombre» e insistió en que necesitan medidas inmediatas para los próximos meses. «El Pacto está bien, pero puede llegar demasiado tarde. Ahora tenemos un miedo real de lo que pueda pasar en primavera; se puede venir todo abajo sin agua, si no salvamos la situación». Añadió que las declaraciones de Rajoy «son buenas intenciones, pero es cada vez más necesario un riego de socorro». El vicepresidente del Scrats, José Antonio Andújar, indicó que, «sin el sector agrícola, las infraestructuras que se han presentado hoy no tienen sentido». Los miembros del Círculo por el Agua sacaron de positivo que Rajoy les ha escuchado y que han dejado constancia de sus propuestas, y también de sus protestas ante la falta de soluciones.

El presidente López Miras agradeció la labor del Gobierno para garantizar el agua en toda España y subrayó que el sector agrario y la industria agroalimentaria siguen siendo el motor económico de la Región.

El eurodiputado y secretario de organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, por otra parte, dio a conocer ayer una carta de la Presidencia de la Comisión Europea de Medio Ambiente y Agua en la que pide al Gobierno de España alternativas al Trasvase Tajo-Segura y poder visitar los embalses de cabecera para conocer la situación 'in situ', informa EP.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos