El aeropuerto se prepara para iniciar los vuelos tras el verano

Jaime García-Legaz. /LV
Jaime García-Legaz. / LV

Los empresarios redoblan su apuesta por las posibilidades de Corvera para el tráfico de mercancías

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El Gobierno regional baraja la posibilidad de que el aeropuerto de Corvera inicie su actividad después del verano, una vez que Aena consiga todos los permisos de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), organismo encargado de homologar las instalaciones como paso previo a la operatividad de los vuelos. Por mucho que se agilicen los trámites, apenas queda margen para operar antes del verano, ya que las programaciones de vuelos se suelen realizar dos veces al año, informaron diversas fuentes. Eso va unido a las franjas horarias asignadas a las compañías aéreas (slots) para sus despegues y aterrizajes.

Corvera tendrá que esperar a la temporada otoño-invierno para que vuelen los primeros aviones.El Gobierno regional cuenta con el compromiso de Aena y del Ministerio de que las instalaciones se abrirán lo antes posible, sin olvidar que habrá un periodo de transición entre uno y otro aeropuerto que aún no está definido. El proceso será todo lo rápido que permitan los requerimientos legales y las conversaciones con los agentes implicados, toda vez que el Gobierno regional confía en la gestión de Jaime García-Legaz al frente del operador español.

Diversas fuentes consultadas dan por hecho que los trabajadores de Aena y de las empresa auxiliares, que emplean a varios cientos de personas, podrán trasladarse si lo desean a Corvera, ya que de esta forma se garantiza la funcionalidad de las nuevas instalaciones, aunque oficialmente el Ministerio de Fomento no se ha pronunciado todavía sobre estos últimos.

Los empresarios han aceptado finalmente el papel de Aena como concesionario y gestor aeroportuario. A la vista de cómo se han desarrollado los acontecimientos, han dejado atrás el recelo que mostraron hace unos meses hacia la sociedad estatal (con un 49% de capital privado), argumentando entonces que Aena iba a convertir Corvera en un aeropuerto satélite y subsidiario del de Alicante, con poco empuje para crecer.

Frutas y verduras por avión

La patronal apuesta por las posibilidades que ofrece Corvera para el tráfico de mercancías, una opción prácticamente inexistente en la terminal de San Javier. El presidente de Proexport, Juan Marín, es uno de los principales defensores de este aeropuerto para enviar frutas y hortalizas a mercados no europeos, sin tener que depender de Amsterdam como punto estratégico para las cargas destinadas a Asia y otras latitudes.

Aquí puede jugar un papel destacado Jaime García-Legaz, que fue secretario de Estado de Comercio y consiguió abrir el mercado de China para las frutas españolas y murcianas, en este caso de la empresa Frutas Esther. García-Legaz fue nombrado recientemente presidente de la sección española del Comité Empresarial Hispano-Cubano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos