UPA advierte de la «incertidumbre» en decenas de granjas avícolas por el cierre de Sada

EFEMurcia

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) advirtió el pasado viernes de la situación de «incertidumbre» que se cierne sobre decenas de explotaciones avícolas integradas de la Región, sobre todo situadas en el norte de Lorca y la comarca del Noroeste, tras el cierre de la empresa Grupo Sada.

La retirada de Sada -uno de los líderes de la industria del pollo en España, perteneciente a la multinacional Nutreco- de la Región de Murcia «podría dejar a decenas de familias colgadas y a tres millones de pollos sin un destino cierto», expuso el secretario general de UPA, Marcos Alarcón.

UPA se reunirá en los próximos días con representantes de la empresa Avinatur para se haga cargo de las producciones, de forma que «decenas de familias no queden en la ruina». Representantes de UPA se han reunido también con la interprofesional del pollo (Propollo) para pedir su mediación en este asunto con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los contratos.

Implicación del Gobierno

La organización agraria también reclamó la implicación activa del Gobierno regional en lo relativo a la modernización de las explotaciones, con el objetivo de no perder competitividad y contrarrestar los problemas de envejecimiento y falta de inversión en las granjas que se sitúan en «zonas desfavorecidas».

UPA advierte de que apenas hay alternativas profesionales en el sector al margen de la ganadería y pide actuaciones para evitar cierres por la situación del Grupo Sada.

Fotos

Vídeos