Adif avisa de que la «situación está al límite» e intenta evitar que la constructora abandone

Otra máquina incendiada junto a las pantallas de protección 'estrenadas' con grafitis, ayer, cerca de la Ronda Sur. / Guillermo Carrión / AGM

Si se rescinde el contrato, las obras para reiniciar el soterramiento podrían retrasarse dos años porque habría que licitar de nuevo el proyecto

MANUEL BUITRAGO

«La situación está en el límite», manifestó ayer la directora general de Adif, Isabel Pardo, debido a las enormes dificultades que está encontrando la empresa constructora Aldesa para ejecutar los trabajos del desvío provisional, paso previo para el inicio del soterramiento de las vías. Precisó que Adif no baraja la rescisión del contrato porque considera que toda la tramitación y los proyectos están en orden, pero no negó la eventualidad de que la empresa cese los trabajos ante la imposibilidad de llevarlos a cabo, lo cual desembocaría en la rescisión, algo que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias quiere evitar a toda costa.

En el supuesto de que se produzca un abandono, se iniciaría una larga tramitación para resolver el contrato y sacar de nuevo a licitación las obras de soterramiento. Esto supondría un retraso de dos años para volver al punto de partida. Además de los graves daños y destrozos en las vías y los sistemas de seguridad que hay que reponer, la empresa debe velar también por la seguridad de sus trabajadores. Se han producido tres episodios de actos vandálicos con la quema de maquinaria de obra. Aldesa informó de que debido a los retrasos y obstáculos está soportando pérdidas millonarias al no poder certificar la ejecución de obra y mantener a la vez el salario de sus empleados. Los proveedores y subcontratistas también se están viendo perjudicados. Adif quiere evitar este escenario y confía en que se resuelva la situación.

Aldesa se adjudicó en el año 2015 la construcción del primer tramo del soterramiento -entre Ronda Sur y Santiago el Mayor-, que incluía la remodelación de la estación y el desvío provisional. Para atender las demandas de la Plataforma Pro Soterramiento, Adif cambió el proyecto para alargar el soterramiento hasta Senda de los Garres. Para ganar tiempo, inició una complicada tramitación para que Aldesa se encargara también de esta parte. Se aprobó el proyecto modificado para alargar la vía provisional, y este mes está previsto que se autorice el complementario para incorporar la Senda de los Garres. El coste de la inversión conjunta supera los 80 millones de euros. El desvío provisional se inició con el montaje de la plataforma, las pantallas acústicas y las torres de la catenaria, que sufrieron la noche del martes numerosos destrozos.

Fotos

Vídeos