El 97% de las actuaciones de las brigadas cívicas se solucionan sin denuncia

Grupo de trabajadores de una brigada cívica de información y vigilancia./Alfonso Durán / AGM
Grupo de trabajadores de una brigada cívica de información y vigilancia. / Alfonso Durán / AGM

La labor de estos equipos es informar a comerciantes, hosteleros y vecinos sobre las normas de la Ordenanza Municipal de Limpieza Viaria

EPMurcia

El 97% de las actuaciones de las brigadas cívicas de información y vigilancia se solucionan sin denuncia. Se cumple así el cometido de estos equipos, en los que la sanción es únicamente el último paso.

Con motivo de este primer año de funcionamiento, el concejal de Fomento, Roque Ortiz, efectuó un balance de la labor desarrollada por los equipos que recorren el municipio informando a comerciantes, hosteleros y vecinos del obligado cumplimiento de las normas de la Ordenanza Municipal de Limpieza Viaria, mediante una labor cercana y divulgativa.

El concejal se muestra «satisfecho» de este balance porque han detectado que«muchos ciudadanos y responsables de establecimientos están cambiando sus hábitos para mantener una ciudad más limpia», cumpliendo así el objetivo de estas brigadas.

Ortiz, que estuvo acompañado en la presentación por el director de Cespa Servicios Urbanos de Murcia, Antonio Igualada, explicó que las brigadas «ofrecen información, vigilancia y control para reconocer las conductas cívicas, actuando en todo momento a favor de los murcianos y en contra de los infractores, porque son estos los que impiden que el resto podamos disfrutar de una imagen perfecta de nuestro entorno».

Más de 6.500 acciones

La Brigada Cívica de Información y Vigilancia, puesta en marcha gracias a la colaboración de la Concejalía de Fomento y de la empresa concesionaria Ferrovial Servicios, llevó a cabo 6.557 acciones de concienciación en 24 barrios y 17 pedanías desde que se creó el 1 de julio del pasado año.

Las incidencias más habituales están motivadas por dejar la bolsa fuera del contenedor, no clasificar los residuos y por arrastre de bolsas con líquidos.

Las acciones de concienciación se agruparon distinguiendo entre ciudadanos, tiendas de comestibles, farmacias y clínicas, oficinas, bares y restaurantes, tiendas de zapatería y ropa y otros comercios.

A estas entidades se les explicó la normativa sobre limpieza y recogida de residuos prevista en la ordenanza municipal, al tiempo que se les informó sobre los servicios que el Ayuntamiento presta al respecto en esa zona.

El 23% de las visitas se realizaron a ciudadanos, el 16% restaurantes y bares, el 9% a tiendas de comestibles, el 10% a zapaterías y tiendas de ropa, el 6% a farmacias y clínicas y el 7% a oficinas, entre otros.

Un millar de incidencias

En total, en este año se registraron 1.063 incidencias por no cumplir la Ordenanza Municipal. De ellas, el 28% estuvieron originadas por establecimientos de restauración, el 16% por zapatería y ropa, 8 % por ciudadanos, 7% por comestibles, 5% farmacias y clínicas, y 6% por oficinas. Estos casos se producen cuando no se responde a los requerimientos, se hace un seguimiento y generado una incidencia.

En cuanto a la tipología, el grupo más numeroso -81%- corresponde al arrojo de desperdicios en la vía publica, es decir, por dejar la bolsa fuera del contenedor cuando este tiene suficiente capacidad; por falta de limpieza en la vía pública (uso privativo), no clasificar los residuos y por arrastre de bolsas con líquidos, suman el 16% de la incidencias generadas.

Por no recoger el excremento de su mascota, no cumplir el horario de depósito de basura y abandono de muebles y enseres en la vía pública se generaron 31 incidencias.

En el supuesto de que en tres ocasiones se reiteren y persistan las causas que motivan los incidentes, se genera una denuncia voluntaria por incumplimiento de la ordenanza, quedando las denuncias registradas en los boletines y entregada copia al infractor.

El número total de denuncias voluntarias fue de 173, de las que actualmente 63 se encuentran en trámite, 26 en ejecutiva y 93 fueron pagadas por los infractores. La causa más habitual fue por dejar residuos fuera del contenedor.

La sanción, el último recurso

Un 16% de las acciones de concienciación supuso un aviso por parte de las brigadas (creación de incidencia) y menos de un 3% de las actuaciones de concienciación acabaron en una denuncia voluntaria.

Por otra parte, el primer año de la puesta marcha de las brigadas permitió constatar un incremento en la recogida de puerta a puerta del cartón comercial, el éxito del servicio de recogida separada de vidrio en locales de hostelería o el aumento de establecimientos que solicitaron las llaves de los contenedores soterrados más cercanos para evitar que depositen sus residuos fuera de los contenedores.

A lo largo de este año, las brigadas recogieron sugerencias de los ciudadanos, conocieron de primera mano los errores y malos hábitos más comunes, y esta información será útil en sus charlas, en las que podrán contar en primera persona anécdotas y curiosidades vividas, contribuyendo a hacer la actividad más dinámica y lúdica y, sobre todo, práctica e informativa.

Estas charlas no sólo irán destinadas a los centros escolares, si no que servirán de base para otros colectivos como centros juveniles, institutos, centros de mayores, centros de la mujer, comerciantes y hostelería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos