El acoso sexual en el trabajo causa la cuarta parte de las consultas a los sindicatos

Las llamadas realizadas a CC OO por esta materia oscilan entre 150 y 450 al año en la Región. UGT constata un aumento del 20% tras el auge del movimiento '#MeToo' de denuncias en redes sociales

Marta Semitiel
MARTA SEMITIELMurcia

Llaman con el número oculto, de forma anónima, sin querer dar muchos datos sobre la empresa en la que trabajan. Pero llaman. Hace cuatro años que el teléfono de CC OO comenzó a sonar por razones de acoso sexual en el trabajo. Desde entonces, “el número de consultas se mantiene constante y supone en torno a un 25% del total que recibimos”, confirma Ana Mellado, secretaria de Mujeres, Igualdad y Juventud de Comisiones Obreras Región de Murcia.

El sindicato recibe entre dos y seis llamadas al día. Como mínimo, unas 600 al año. Las consultas sobre acoso sexual laboral oscilan entre las 150 y las 450 al año. “Sin ir más lejos, la última de 2017 fue sobre este tema y hemos vuelto a empezar el año con otra de ellas”, asegura Mellado. El 80% de los casos de supuestos acosos sexuales les llegan a través de los representantes sindicales en las empresas. El 20% restante procede de derivaciones de la Consejería de Familia o de los Cavis de la Región.

Mellado apunta que el porcentaje de consultas sobre acoso sexual laboral se equipara al de discriminación por cuestión de género en el trabajo. Sin embargo, no todas las llamadas recibidas llegan a convertirse en casos atendidos por los equipos de CC OO. “Siempre les decimos que acudan a hablar con nosotros en persona, porque nuestras actuaciones dependen de cómo sea el acoso y el tiempo que lleve dándose, pero luego no todas vienen”, confirma. Durante 2017, CC OO atendió a 12 mujeres por acoso sexual y a 66 por discriminación sexual en el ámbito laboral.

«Gracias» al movimiento '#MeeToo'

Para UGT, el auge del movimiento de denuncia en redes sociales '#MeToo' “ha dado fuerza a las mujeres murcianas para alzar la voz contra el acoso sexual en el trabajo. En los últimos meses y a raíz de todo lo sucedido en Hollywood, hemos notado un aumento del 20% en llamadas de mujeres que piden ayuda e información sobre acoso sexual laboral”, confirma Eugenia Pérez Parra, responsable del área de Mujer, secretaria de Política Social, Seguridad Social y Participación Sindical en UGT Región de Murcia.

Una pregunta se repite en todas las llamadas a UGT: ¿Qué se considera acoso sexual en el trabajo? Según la definición elaborada por este sindicato, “es la conducta verbal o física de carácter sexual u otros comportamientos fundamentados en el sexo, que vulneran la dignidad del hombre y la mujer en el trabajo y que son consideradas ofensivas y no deseadas por quien las padece”.

Mellado agradece el valor de estas mujeres representativas que han optado por denunciar los acosos sexuales en el desarrollo de su profesión; sin embargo, “la realidad es que la clase social influye mucho a la hora de alzar la voz y atreverse a dar ese paso, porque cuando la mujer que sufre el acoso tiene un nivel económico bajo, hay cosas que no se puede permitir”, apunta.

Miedo a ser despedidas

El código penal protege a estas víctimas. En su artículo 184, la norma estipula: “El que solicitare favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante, será castigado, como autor de acoso sexual, con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses”.

Sin embargo, muy pocos casos de acoso sexual acaban en denuncia. Para ambas representantes sindicales, la razón es la misma: el miedo a perder el empleo y la necesidad económica “hacen que las víctimas aguanten o lo solucionen sin llegar a abrir procedimientos judiciales”, aseguran. En Murcia, solo una mujer denunció en 2017 un caso de este tipo de violencia ante la Policía Nacional.

Más

A la hora de interponer una denuncia, Mellado asegura que no hacen falta pruebas concluyentes, “sino indicios de que se ha producido ese acoso”. Por ello, recomienda a todas las mujeres que puedan ser víctimas de este tipo de violencia que “guarden los mensajes de WhatsApp, cualquier papel que les hayan dejado en la mesa o incluso que se echen una grabadora en el bolsillo”.

En cifras

Los sindicatos no tienen cifras reales de los casos de acoso sexual laboral que se producen al año en la Región. Tampoco la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades registra estos casos. Ni el Consejo General del Poder Judicial. El último informe aportado por UGT con datos de Inspección de Trabajo a nivel nacional arrojó una cifra: 2.484 mujeres denunciaron, entre 2008 y 2015, infracciones en materia de acoso sexual laboral en España, lo que supone casi 355 mujeres afectadas al año y casi una cada día. De ese número, los juzgados solo condenaron a 49 personas: un 2% de las denuncias producidas.

La Ley de Igualdad obliga a las empresas con más de 250 trabajadores a tener planes de igualdad con protocolos contra el acoso sexual. En octubre de 2017, solo 189 de las 4.484 existentes en España habían cumplido con esta responsabilidad legal a través del Registro de Convenios, según confirma otro informe de UGT.

Los sindicatos instan a cualquier mujer que crea ser víctima de un acoso sexual en su puesto de trabajo a que se pongan en contacto en los siguientes teléfonos: 968 284 712 (UGT) y 968 355 030 (CC OO).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos