Acordes y desacuerdos en la UMU

Los cinco candidatos, Emilio Martínez, Pedro Lozano, Pablo Artal, José Luján y José Antonio Gómez, momentos antes de iniciar el debate ante el repleto Paraninfo de la UMU, en el Campus de La Merced. / Nacho García/AGM

Los cinco candidatos a rector afianzan sus posiciones en su primer debate ante la comunidad universitaria. El foro estuvo a punto de no celebrarse por el enfado del rector con el presidente del Club de Debate, quien dimitió unas horas antes

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

Desde que se proyectara en el Paraninfo de La Merced a mediados de los ochenta el 'El imperio de los sentidos', no recordaba nadie un lleno tan contundente en la sala, que ayer se quedó pequeña para acoger a los miembros de la comunidad universitaria que quisieron asistir al primer debate de los cinco candidatos a rector de la Universidad de Murcia (UMU) a las elecciones que se celebran el 6 de marzo. Un debate que arrancó por la mañana con polémica, después de que las declaraciones del presidente del Club de Debate, Francisco Torres, calificando de «errática» la gestión del actual rector, José Orihuela, provocaran el enfado del aludido. La polémica se zanjó con la dimisión de Torres, quien quiso evitar así la suspensión del foro de discusión.

El debate se celebró por la tarde como estaba previsto, en un formato de intervenciones minutadas que lo convirtió casi en una sucesión de monólogos, sin apenas réplicas, durante el que la transparencia, el compromiso de abaratar las tasas de los másteres, la financiación, la política de personal y el papel que debe jugar la Universidad de Murcia en el futuro de la Región centraron los temas de análisis.

Las contadas réplicas y salidas del guión marcado por los moderadores -Ana Belén Campillo Ortega, profesora del Área de Ciencia Política y José Miguel Rojo, estudiante universitario- las protagonizó el catedrático de Óptica Pablo Artal, sin guión y fuera de su atril, quien cuestionó a su compañero de facultad y catedrático de Bioquímica Pedro Lozano por no dimitir de su cargo de decano y retó a los aspirantes al Rectorado a hablar en Inglés y a salir «más allá de Albacete». El catedrático de Óptica, centrado en su propósito de mejorar la posición de la UMU en los 'rankings' internacionales, arengó a los cuatro candidatos: «Es necesario coger la maleta y salir a pedir dinero más allá de Albacete; yo lo voy a hacer y para ello hay que saber inglés», dijo. También criticó el «compadreo» y las «prácticas de microcorrupción» que percibe en el campus.

Artal, sin guión, increpó a sus oponentes a «salir más allá de Albacete, y para eso hay que hablar Inglés»

El Paraninfo de La Merced registró un lleno total, inédito en muchos años

Los candidatos coincidieron en apostar por la rebaja de tasas, las mejoras para los asociados y la negociación del plan de financiación

Salvo por las intervenciones de Artal, que le valieron algún reproche del público, los candidatos mantuvieron el tono y discurso con el que se han presentado a la comunidad universitaria desde que arrancó la campaña, que terminará el 6 de marzo con las votaciones. Así, el catedrático de la Facultad de Ciencias del Trabajo y presidente del Consejo Económico y Social (CES), José Luján, destacó el reto que la Universidad de Murcia tiene en su mayor implicación en la sociedad y el tejido empresarial de la Región, y rehuyó valorar la gestión de los últimos años: «Hay retos pendientes y permanentes. Hay que tener plena conciencia de que estamos ni más ni menos que en la UMU». Entre sus compromisos, la mejora de las condiciones laborales de los profesores asociados y la apuesta por una universidad más transparente: «Tenemos que rendir cuentas y ser una universidad responsable. Hacemos muchas cosas pero se comunican mal».

Su minuto de oro

José Antonio Gómez: «Soy de confianza, soy independiente y uno de los vuestros»
El catedrático de Biblioteconomía y Documentación insistió durante su turno de palabra en la independencia y el carácter participativo y asambleario que ha querido dar a su propuesta, consensuada con buena parte de la comunidad universitaria durante seis meses de reuniones y asambleas que han fructificado en un programa articulado en doce metas y 115 propuestas. «Soy un candidato diferente, porque soy independiente de los sectores políticos y empresariales y por mi actitud de diálogo. Creo que soy diferente porque la colaboración nos hace más fuerte y trabajamos en equipo», insistió Gómez, quien ocmo todos los candidatos se comprometíó a incrementar las becas durante su presentación. «Nuestro trabajo- dijo en su alegato final- nos avala. Soy de confianza, uno de los vuestros»
José Luján: «Quiero unir con su entorno y empresas a la institución»
Para el catedrático de Derecho del Trabajo José Luján, la UMU se gobierna desde sus centros. «Esa es la idea norte de nuestra idea de gobernanza. Hay que ver sus objetivos y alinearlos con las ideas generales», insistió el candidato y presidente del Consejo Económico y Social, quien explicó a la comunidad universitaria que su motivación para concurrir a los comicios se basa en su «disposición de contribuir a resolver problemas de la UMU y de devolver a la comunidad universitaria la confianza en su proyecto. Ofrezco experiencia en gestión y quiero unir a la Universidad con el entorno y las empresas», dijo Luján, quien terminó garantizando que trabajará por una universidad «abierta, inclusiva, transparente, cercana a la sociedad, internacionalizando y que apueste por las personas que la integran».
Pablo Artal: «Nos acercamos a un iceberg y estáis en la sala de baile»
«Siento la Universidad como un transatlántico. Me preocupa que estéis en la sala de baile cuando se aproxima el iceberg y necesitamos cambiar el rumbo; los de la sala de baile también sufrirán las consecuencias», alertó el catedrático de Óptica Pablo Artal, en su minuto final de intervención. Apartado del atril y los papeles - «yo no los necesito», dijo-, Artal arremetió contra lo que calificó de «compadreo. Se da trato diferente a problemas iguales; encontramos compadreo y vamos a desterrarlo. Esto está relacionado con las transparencia. Cuando eliminemos prácticas de microcorrupción daremos un salto hacia delante, para acabar estas microrratoneras de nuestros campus». Para el candidato, la UMU se juega «ser una universidad de verdad o un 'community college'»
Pedro Lozano: «El bolsillo de las familias no puede financiar la UMU»
La universidad pública «no se puede financiar por el bolsillo de las familias», remarcó el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Pedro Lozano, quien puso en valor ante la comunidad universitaria su experiencia docente, de gestión e investigaoda en la UMU. «Llevo dos décadas en la acción de gobierno de una facultad. Tengo la motivación y el conocimiento para gestionar esta universidad. Lo que ofertamos principalmente es la motivación sobre la base de dos medicinas. La primera, el reconocimiento; la segunda, ofrecer expectativas para todos los sectores de la instgitución. Queremos una universidad más libre y tolerante», remarcó Lozano, quien se comprometió a tener «siempre abierta mi puerta para escucharos a todos».
Emilio Martínez Navarro: «Haremos una gestión ética y con eficacia»
La gestión marcada por la ética y la eficacia centro el discurso del catedrático de Filosofía Emilio Martínez Navarro, quien se fijó como reto pendiente a atención al personal de administración y servicios y la rebaja de los precios públicos de las tasas, especialmente para los másteres y las segundas matrículas. El coordinador del Colegio Ético de la UMU criticó, como los otros candidatos, la desvirtuación de la figura del profesor asociado, y se comprometió a mejorar sus condiciones profesionales. «Tengo gratitud a la vida y estoy aquí para devolver lo recibido, con una universidad marcada pr la ética, una universidad pública, basada en la igualdad, solidaridad, justicia y transparencia», dijo el catedrático a la comunidad universitaria.

Los catedráticos de Biblioteconomía José Antonio Gómez; y de Filosofía Moral Emilio Martínez, insistieron, como han hecho a lo largo de la campaña, en el carácter inclusivo, democrático y social con que quieren imprimir su gestión. «Debemos apostar por la bonificación del 99% sobre los créditos aprobados en primera matrícula, y por reducir el precio de los másteres», remarcó el catedrático de Filosofía. José Antonio Gómez, por su parte, se comprometió a «asegurar que estos jóvenes logren una vida profesional plena, con ayudas, flexibilización, con reducción de precios... Tenemos un plan», repitió para finalizar su intervención, como hizo en todas, el catedrático de Biblioteconomía. La culminación de las obras y el traslado definitivo al campus de Ciencias de la Salud de El Palmar fue otro de los compromisos claros del catedrático de Bioquímica Pedro Lozano, quien insistió en su voluntad de «ser el rector de todos y empatizar con los problemas de todos. Quiero hacer de esta universidad el orgullo de todos los murcianos». Lozano respondió a Artal que en su facultad se han negado a aceptar su dimisión como decano por más que él la ha ofrecido.

El debate se articuló sobre una introducción de dos minutos por candidato y cinco bloques temáticos que fueron desde el análisis de los últimos cuatro años de gobierno a las demandas de los estudiantes, la estructura organizativa, la financiación pública, la situación del personal de administración y la investigación.

Los cinco candidatos sí coincidieron al marcar como prioridades de la Universidad de Murcia la negociación con la Comunidad del plan de financiación, las mejoras laborales y salariales de los profesores asociados y el personal de administración, la calidad docente, el impulso a la investigación, la rebaja en el precio de las tasas que pagan los alumnos y la aplicación de más medidas que fomenten la transparencia y la rendición de cuentas de la Universidad a la sociedad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos