El PP acepta reformar la Ley de Transparencia si existe consenso entre los grupos

EFEMURCIA

La consejera de Transparencia, Participación y portavoz, Noelia Arroyo, aceptó ayer, durante la presentación ante la Asamblea Regional del Plan de Gobierno Abierto, la propuesta de reformar la Ley de Transparencia realizada por los grupos, que ha condicionado a que haya consenso y no genere «inseguridad jurídica».

Durante su comparecencia a petición propia, Arroyo detalló los ejes del Plan de Gobierno Abierto, el cuarto de sus características que se pone en marcha en España tras iniciativas en Cataluña, Canarias y a nivel estatal, y que pretende colocar a los ciudadanos en el centro de la toma de decisiones.

Arroyo insistió en la necesidad de ahondar en la publicidad activa y en la implicación de los murcianos desde edad escolar, admitiendo que, «a la hora de la verdad, hay poca participación», que achaca al «desconocimiento».

Desde los grupos parlamentarios, la diputada del PSOE Presentación López contestó que el Gobierno está incumpliendo desde hace tres años esa ley, cuya reforma pidió ella ayer para que se dé potestad ejecutiva al Consejo de la Transparencia y se incluya en su ámbito de actuación a los ayuntamientos. El portavoz de Podemos, Óscar Urralburu, cargó contra la «posverdad» que supone que Arroyo lidere las iniciativas en transparencia cuando ha defendido la actuación del expresidente Pedro Antonio Sánchez, además de apostar por una nueva ley que dé «potestad sancionadora» al Consejo de la Transparencia. Su homólogo de Ciudadanos, Miguel Sánchez, reclamó más financiación y que se dote de personalidad jurídica al Consejo de la Transparencia.

Fotos

Vídeos