Acepta cinco años tras asumir que trató de matar a su madre golpeándola con un cenicero

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Manuel L. G. asumió este viernes, ante la Audiencia Provincial, que trató de acabar con la vida de su madre golpeándola con un cenicero. El ya condenado, de 34 años, llegó a un acuerdo con la fiscal por el que logró reducir su pena de los siete años a los que inicialmente se enfrentaba a cinco. El procesado debe cumplir, además, otro lustro de libertad vigilada, someterse a un tratamiento médico y mantenerse alejado de su madre.

Los hechos sucedieron en la noche del 30 de noviembre de 2016 en la calle Estación de Molina de Segura. Manuel aprovechó que su madre estaba durmiendo para entrar en su habitación y, con un cenicero de cristal, golpearla en la cabeza, tratando luego de estrangularla. La víctima se pudo zafar y huir de la vivienda, refugiándose en la casa de unos vecinos. El procesado saltó entonces por una ventana sobreviviendo, no obstante, a la caída.

El Ministerio Público tuvo en cuenta que, según acreditaron los forenses, en el momento de los hechos Manuel L. G. sufría un «cuadro conductual anómalo», derivado del consumo de cocaína, que afectó seriamente a su capacidad de entender.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos