«Si acaban en manos que los aprecien, los libros abandonados vuelven a la vida»

Rosa Lorente. / v. vicéns / AGM
Rosa Lorente. / v. vicéns / AGM

Rosa Lorente regenta la librería de segunda mano La Mandrágora, donde los libros abandonados tienen una segunda oportunuidad

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Fue casi una revelación, una de esas ideas que, cuando menos lo esperaba Rosa Lorente, cruzó su mente como una locomotora cuyo eco retumbó y retumbó durante días, hasta que convirtió su sueño en realidad. Era fundar una librería de segunda mano donde los libros abandonados, esos escondidos en cajas en los trasteros o en anaqueles polvorientos, pudieran retornar a la vida. Y lo hacen por decenas cada semana en las manos de los clientes de Mandrágora, la tienda que Rosa ha inaugurado en Vistabella, en la calle General Yagüe, junto al hospital Reina Sofía. «Hay libros para todo. Y hay un libro para cada persona», advierte esta joven mientras señala que muchos niños y jóvenes entran en su librería, lo que garantiza nuevas esperanzas a los libros que otros se negaron a desahuciar.

-¿Cómo se le ocurrió la idea de fundar esta librería de segunda mano?

-Siempre he amado la literatura, pero el detonante que me llevó a crear Mandrágora sucedió de una forma muy curiosa. Un día entré a una pequeña tartería en la que estaban haciendo, durante ese día, una venta de libros de segunda mano. Ahí empecé a pensar en todos los libros abandonados, cogiendo polvo en estanterías, que podrían seguir viviendo si pasaran a otras manos que realmente los apreciaran.

-Una gran idea. ¿Cómo han reaccionado los murcianos? ¿Está satisfecha?

-Han sido un encanto, desde el primer día todas las personas que pasaban por Mandrágora nos decían lo feliz que estaban y la falta que hacía una librería así en la ciudad de Murcia. Y estoy muy satisfecha, sobre todo por los vecinos del barrio de Vistabella. No me esperaba una acogida tan cálida, así que sí, desde luego que estoy muy agradecida y más que satisfecha.

-¿Qué tipo de libros, qué temática suele ofrecer a sus clientes?

-Lo fascinante del mundo del libro de segunda mano es que te encuentras con temáticas y géneros sorprendentes. Una de las cosas que me ha enseñado Mandrágora es que hay libros para todo. Y más aún: hay un libro para cada persona. Hay demasiada variedad, así que si tuviera que decir que temática solemos ofrecer, diría que ofrecemos lo que cada cliente busca.

-¿Resultan económicos?

-Gran parte de la librería se basa en la oferta de un libro por tres euros, dos libros cinco euros y cinco libros diez euros. Además, también tenemos cajas llenas de libros a un euro. Por lo tanto, con la excepción de algunos libros de coleccionista o antigüedades, todos los libros de Mandrágora están al alcance de cualquier bolsillo, lo cual es nuestra principal motivación.

-¿Cuáles son sus autores predilectos, los que le apasionan?

-Hay tantos autores que me han marcado a lo largo de mi vida como lectora que sería imposible nombrarlos todos aquí, pero sin duda en esa lista estarían Jane Austen, las hermanas Brontë, Agatha Christie, Khaled Hosseini, Brian Weiss, Hermann Hesse, Charles Dickens y Santa Montefiore.

-¿Tienen en su catálogo también libros murcianos?

-Contamos con una gran cantidad de libros escritos por murcianos y basados en Murcia. Tenemos tantos que tienen hasta una sección propia, con autores como Clara Janés, Carmelo Ruiz Valdés, Fran J. Flores o el pintor Willi Ramos.

-¿Considera que los jóvenes murcianos leen más que sus padres?

-Hay un estereotipo en torno a que a los jóvenes de hoy en día no les interesa la literatura, pero no es cierto. Muchas de las personas que entran a Mandrágora son jóvenes y niños, así que realmente no hay un sector que predomine sobre los demás. El amor por la literatura se encuentra en todas las edades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos