Un abogado de Torre Pacheco disputará a Miras la presidencia del Partido Popular

Antonio Garre./LV
Antonio Garre. / LV

Antonio Garre: «Alguien tiene que ser la punta de lanza para acabar con los congresos unipersonales»

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Es abogado, milita en el PP de Torre Pacheco y ha decidido plantar cara al actual presidente regional del partido, Fernando López Miras, y disputarle este cargo en el congreso extraordinario convocado para el 18 de marzo. Se llama Antonio Garre y asegura que va muy en serio. «Algún día alguien tenía que dar el primer paso y ser la punta de lanza para acabar con los perjudiciales congresos unipersonales», declaró ayer a 'La Verdad'.

Si consigue llegar hasta el final y que su nombre aparezca en las papeletas entre las que los afiliados podrán elegir al nuevo presidente del partido, será la primera vez desde 1991 en que dos contendientes se disputen el liderazgo del PP murciano. Aquel año, Ramón Luis Valcárcel venció a Juan Ramón Calero e inició la etapa más exitosa y estable de la historia de la organización en la Región de Murcia.

Antonio Garre, que pertenece a los órganos directivos del PP en su municipio, aunque nunca ha ocupado un cargo institucional, es consciente de que será una batalla desigual y que parte con desventaja, pero cree necesaria su candidatura para tratar de poner en evidencia los problemas que sufre el partido. «Estamos sufriendo una sangría de votos en favor de Ciudadanos y es necesario cambiar muchas cosas para ponerle freno, como, por ejemplo, la forma de organizar el partido en los municipios. El PP necesita una renovación profunda y yo, que soy una persona sin compromisos con nadie, puedo llevarlo a cabo», manifestó.

Denuncia que los seguidores de su adversario empezaron a recoger avales antes de abrirse el plazo

«Estamos sufriendo una sangría de votos y hay que cambiar muchas cosas», señala

La oportunidad de que Garre opte a la presidencia regional del PP es consecuencia de la decisión tomada por la dirección popular de celebrar por primera vez un congreso abierto a las bases, bajo la fórmula de un afiliado un voto.

No es la primera vez que este abogado levanta la voz dentro del partido. Hace tres años encabezó un sector crítico al por entonces presidente local del PP, Alberto Garra, para reclamarle mayor participación de los afiliados en la elección de la dirección popular.

«Un proceso limpio»

Antonio Garre ha dado ya los primeros pasos para formalizar su candidatura. Según explicó, ayer visitó la sede regional del partido, en Murcia, para presentar los escritos para registrarse como precandidato, pero no se los tomaron, de modo que los envió por burofax. Lo que sí pudo recoger son los impresos para iniciar la recogida de avales entre los afilados. Necesitará noventa para poder presentarse, según el reglamento del congreso extraordinario.

Garre denunció que, a pesar de que ayer, según el calendario aprobado, era el primer día para que los precandidatos recogieran los avales, «he podido comprobar que desde el viernes, día 9, ya están circulando hojas por el partido para avalar al otro candidato».

«También busco que todo el proceso sea lo más limpio y puro posible», agregó el militante de Torre Pacheco como una justificación más a su candidatura.

Antonio Garre asegura ser consciente de que encontrará «trabas enormes» para poder seguir adelante, pero está resuelto a superarlas. Su primera meta es llegar al 23 de febrero, último día del plazo para la presentación de candidaturas, con los 90 avales necesarios, lo que le permitirá poder presentarse a la primera vuelta de la elección, que tendrá lugar el 12 de marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos