La Abogacía del Estado pide anular la indemnización a los hermanos de la víctima de Cala Cortina

Juicio a los cinco policías por el crimen de Cala Cortina. /Pablo Sánchez / AGM
Juicio a los cinco policías por el crimen de Cala Cortina. / Pablo Sánchez / AGM

El recurso afirma que la compensación «no está justificada» ya que no hay pruebas de que se ocuparan del fallecido

EFEMurcia

La Abogacía del Estado pidió este jueves al Tribunal Superior de Justicia de Murcia anular la indemnización de 50.000 euros a cada uno de los 5 hermanos de Diego Pérez, cuyo cadáver fue hallado en Cala Cortina (Cartagena), en un caso por el que 5 policías nacionales fueron condenados a 4 años de prisión cada uno.

El abogado del Estado Nicolás Valero manifestó a la sala en la exposición del recurso que la sentencia del magistrado-presidente del jurado, que condenó a los agentes por los delitos de homicidio imprudente y detención ilegal, "es técnicamente defectuosa".

También indicó que la indemnización fijada para los hermanos de quien fue encontrado muerto en esa playa el 25 de marzo de 2014, dos semanas después de su desaparición, no está justificada al no haberse acreditado la relación afectiva que la sentencia da por probada.

Señaló que no hay prueba de que se ocuparan del cuidado y atención de su hermano, sino solo la palabra de los reclamantes de la indemnización.

Por el contrario, explicó, en la causa figuran documentos médicos que revelarían lo contrario. Se refirió a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, por la que para que los hermanos que entran en concurrencia con un descendiente del fallecido tengan derecho a percibir una indemnización es preciso que se cumplan unas circunstancias excepcionales, ninguna de las cuales se da en este caso.

Se exige que exista convivencia, una situación de minoría de edad, dependencia económica o cualquier otra semejante y además es preciso que se motive la concesión de la indemnización en esos casos.

El recurrente dijo que un tribunal nunca puede dar por caridad lo que en justicia no corresponda, lo que comentó al no descartar la posibilidad de que el acuerdo de conformidad alcanzado, que evitó el desarrollo del juicio, se hizo rebajando la solicitud inicial de pena de cárcel a cambio de subir la indemnización.

Por su parte, la fiscalía pidió a la sala que desestime el recurso y que mantenga la sentencia, pues el daño moral está demostrado y la cuantía fijada como indemnización a los hermanos es ajustada a derecho.

El letrado que ejerció la acusación en nombre de los hermanos se adhirió al informe del fiscal e hizo referencia al "auténtico calvario" sufrido por sus clientes desde que tuvieron noticia de la desaparición del hermano hallado luego muerto.

Añadió que cuatro de ellos están diagnosticados de duelo patológico, mientras que el quinto ha preferido no acudir a los psicólogos. "50.000 euros son una miseria para lo que llevan sufrido", concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos