La Verdad

Julián Pérez-Templado.
Julián Pérez-Templado. / N. G.

Templado concluye el 'caso Auditorio' e insta a pronunciarse sobre Sánchez

  • El instructor da diez días al fiscal y a las acusaciones particulares y defensas para que informen de si procede abrir juicio al expresidente o exculparlo

«El único empeño de este instructor es terminar la causa ni un día antes ni uno después de haberse realizado las pruebas pertinentes». Así lo anunció el magistrado Julián Pérez-Templado el pasado febrero y así ha acabado haciéndolo. El 'caso Auditorio' entró ayer en sus instantes decisivos, después de que el instructor dictara una providencia por la que declara concluida la investigación y emplaza a las distintas partes del proceso -Ministerio Público, acusaciones privadas y defensas- a pronunciarse sobre la suerte judicial del expresidente del Gobierno murciano Pedro Antonio Sánchez.

En su escueta resolución, Pérez-Templado expone que, «una vez practicadas las diligencias de toma de declaración al aforado Sánchez López, así como las demás pruebas documentales y periciales solicitadas por el Ministerio Fiscal y las demás partes personadas», lo único que procede ya es «dar traslado a todas ellas de las presentes actuaciones». Seguidamente las emplaza a que en un máximo de diez días realicen «las consideraciones que estimen oportunas», en el sentido de si procede el archivo de las diligencias y la consiguiente exculpación de Pedro Antonio Sánchez o, al contrario, se considera que los indicios delictivos se han visto confirmados por el transcurso de la investigación y lo que procede es llevarlo a juicio.

La última palabra, de cualquier modo, corresponderá al propio magistrado, ya que se da por hecho que tanto el Ministerio Público como las tres acusaciones privadas considerarán que el exjefe del Ejecutivo regional debe ser conducido a juicio, mientras que las defensas de la veintena de imputados en este proceso reclamarán en bloque el sobreseimiento de la causa.

El magistrado de la Sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha tardado apenas tres meses en declarar concluidas las diligencias sobre el 'caso Auditorio', que asumió el pasado febrero. Pese a ello, fuentes próximas a este procedimiento explicaron que la Sala de lo Civil y de lo Penal tiene todavía pendiente de resolver algún recurso de apelación, en solicitud de que se ordene la práctica de nuevas pruebas, por lo que no es descartable que, pese a que Pérez-Templado haya declarado concluida la instrucción, todavía haya que realizar alguna nueva gestión. De cualquier forma, también confirmaron que la existencia de recursos de apelación pendientes de resolver no obliga a suspender la tramitación de las diligencias, por lo que entra dentro de lo previsto que el instructor siga avanzando a su ritmo.

Pendientes del quinto delito

Las diligencias 2/2017 se centran en esclarecer si el alto cargo del PP pudo incurrir en presuntos delitos de prevaricación continuada, malversación de caudales públicos, fraude y falsedad en documento oficial durante el proceso de adjudicación, construcción y receptación de las obras del Teatro-Auditorio de Puerto Lumbreras. Estos cargos le obligaron a prestar declaración, en calidad de investigado, el pasado 6 de marzo.

En estos momentos, la Fiscalía y las acusaciones privadas analizan si existen razones para pedir que se le atribuya a Sánchez un quinto delito: el de fraude de subvenciones.