La Verdad

El SMS cifra en 5.188 el número de interinos que se beneficiarán de la OPE extraordinaria

El consejero Manuel Villegas saluda a los representantes sindicales, ayer en la reunión de la Mesa Sectorial.
El consejero Manuel Villegas saluda a los representantes sindicales, ayer en la reunión de la Mesa Sectorial. / Javier Carrión / AGM
  • Según cálculos aún provisionales, podrían consolidar su empleo 1.225 facultativos y 2.602 enfermeros y auxiliares

El proceso extraordinario de oposiciones acordado entre el Gobierno central y los sindicatos para acabar con la gran bolsa de temporalidad en el empleo público beneficiará a 5.188 interinos y eventuales del Servicio Murciano de Salud (SMS), según un primer cálculo estimativo ofrecido ayer por el director general de Recursos Humanos, Pablo Alarcón, a las organizaciones sindicales. En concreto, consolidarían su empleo 1.225 facultativos, 2.602 sanitarios (auxiliares de Enfermería, enfermeros), y 1.361 no sanitarios (celadores, administrativos, etc).

La cifra reduce en más de 1.000 el número de beneficiarios que se manejó inicialmente. Comisiones Obreras, uno de los principales impulsores del acuerdo, anunció en su momento que serían 6.124 los empleos consolidados en el SMS. Este fue el dato que facilitó la Administración regional al Ministerio de Hacienda y los sindicatos durante la negociación del acuerdo, explica Javier Lanza, secretario de la Federación de Sanidad de CC OO. Sin embargo, la revisión realizada ahora por Recursos Humanos rebaja esa cifra, en parte porque hay que tener en cuenta que la oferta pública de empleo (OPE) ordinaria que debe convocarse este año ya supondrá una reducción de la bolsa de temporales. Además, fuentes del SMS recuerdan que se exigirá una antigüedad mínima de tres años para poder acceder al proceso extraordinario de consolidación, con lo que una parte de los temporales se quedarán fuera.

En cualquier caso, todavía habrá que esperar para conocer en detalle cómo va a llevarse a cabo este proceso. El primer paso será la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Después, las comunidades tendrán que acordar con los sindicatos cómo desarrollar las oposiciones. En principio, deberían celebrarse antes de 2020.

El Servicio Murciano de Salud y las organizaciones sindicales abordaron ayer este asunto en la Mesa Sectorial, pero solo a título informativo. De momento, la prioridad pasa por convocar antes de fin de año la OPE ordinaria prevista, con 1.240 plazas. Los sindicatos volvieron a mostrar su preocupación por el retraso acumulado. El anterior director gerente, Francisco Agulló, anunció que todas las categorías estarían convocadas en el primer semestre, pero todas las partes asumen ya que no será así. Si la OPE no arranca antes de final de año, se perderán (caducarían) las 271 plazas que se corresponden con la convocatoria de 2014. Pero, incluso aunque finalmente se inicie el proceso en todas las categorías, los exámenes no llegarán en ningún caso antes de 2018.

Dos asuntos dificultan en estos momentos la marcha de la OPE ordinaria, según los sindicatos. En primer lugar, la digitalización del proceso, que estaría provocando retrasos por problemas informáticos. De otro lado, los baremos aprobados en su día, que establecían diferente puntuación para la experiencia atesorada en el SMS y la acumulada en otros organismos de la Administración, como el IMAS. «Lo rechazamos totalmente, y vamos a llevar el baremo a la Mesa General. Si hace falta, acudiremos a los tribunales», advierte Luis Esparza, secretario de Acción Sindical de Satse. «Lo que han hecho no se ajusta a la norma», coincide Antonio Martínez, secretario de Organización del Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS).

«Diálogo y más diálogo»

El nuevo consejero de Salud, Manuel Villegas, acudió ayer a la Mesa Sectorial para tener un primer contacto con las organizaciones sindicales. Tras una alocución inicial en la que prometió diálogo, fue el nuevo director gerente del SMS, Asensio López, quien pilotó la reunión. El del gerente fue un aterrizaje exprés, porque apenas había tomado posesión dos horas antes. Prometió, como el consejero, «diálogo, diálogo y diálogo», y tuvo en este sentido un primer gesto al aplazar la prohibición de los turnos laborales ordinarios superiores a 12 horas, algo previsto en el orden del día desde hace semanas y que ha provocado fuertes tensiones.

Ante el rechazo que la medida provoca en la mayoría de sindicatos, Asensio López optó por establecer un plazo de cuatro semanas para que se puedan plantear alternativas por escrito al borrador propuesto por el SMS. Eso no significa que Sanidad haya renunciado a fijar en 12 horas el máximo de los turnos ordinarios. Según subrayan fuentes sanitarias, la Administración está decidida a cumplir con las advertencias de la Inspección de Trabajo, que cuestiona los turnos de 14 horas de Enfermería en la UCI de La Arrixaca y otros servicios por los posibles riesgos para los profesionales y también para los pacientes. Sin embargo, el SMS buscará el mayor consenso posible en la redacción de la regulación de jornada.

«La ley sí permite que de manera excepcional pueda haber turnos de hasta 24 horas por razones organizativas o asistenciales», defiende Sara Vigueras, presidenta de Csif-Sanidad. «La medida es polémica porque puede crear muchos problemas en muchos servicios. ¿Qué va a ocurrir con el personal de los servicios de Urgencias de Atención Primaria (Suap) y UME, que hacen 24 horas?», se pregunta Antonio Martínez, del Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS). «Todos los sindicatos hemos mostrado nuestro rechazo a la medida, y ante esto, el nuevo gerente ha decidido dar un plazo», explicó Luis Esparza (Satse) a la salida de la reunión.

Plante de Cesm

La única organización que apoya la nueva regulación es el Sindicato Médico (Cesm), que denunció la situación de la UCI de La Arrixaca ante la Inspección. Pero Cesm no acudió ayer a la Mesa Sectorial en protesta por el bloqueo de la carrera profesional, con lo que el nuevo director gerente solo escuchó voces en contra.

También UGT secundó a Cesm plantando a la nueva cúpula del SMS por la congelación de la carrera. Los representantes del sindicato acudieron a la Mesa Sectorial, pero la abandonaron tras dejar constancia de su malestar por la decisión de Hacienda de no desbloquear el complemento salarial. El resto de organizaciones coincidieron en expresar su protesta por la actuación de Hacienda, pero sin abandonar la reunión.

El talante dialogante tanto del nuevo consejero como del recién estrenado director gerente, Asensio López, fue muy bien recibido por todas las organizaciones. Sin embargo, los asuntos se amontonan y no habrá cien días de gracia.