La Verdad

Matan al padre de un paciente del Hospital de Molina cuando mediaba para frenar una pelea

Empleados de la funeraria sacan del hospital una camilla con el cuerpo de Juan Carlos M.P.
Empleados de la funeraria sacan del hospital una camilla con el cuerpo de Juan Carlos M.P. / Vicente Vicéns / AGM
  • El presunto autor de las dos cuchilladas fue arrestado mientras iba con su familia en un coche, supuestamente con la intención de entregarse

Le arrebataron la vida con dos puñaladas en el pecho por tratar de mediar en una discusión. Juan Carlos M.P. cayó fulminado delante de su esposa y uno de sus hijos en la sala de espera del Hospital de Molina de Segura. «¡Han destrozado a una familia!», clamaba con rabia uno de los compañeros de trabajo en Acciona de este archenero, de 46 años, que residía en Villanueva del Río Segura. «Su mujer no se lo cree», explicaba a 'La Verdad' entre sollozos, sin consuelo.

La familia, al cierre de esta edición, seguía recibiendo atención psicológica tras haber presenciado cómo Ramón M. J., alias 'El Guacho', supuestamente apuñalaba dos veces a Juan Carlos M.P. en la sala donde aguardaba a que prestaran atención médica a uno de sus hijos. «El chico tenía un problema de tobillo», precisaba muy afectada una amiga de la víctima.

La víctima, J. Carlos M.P.

La víctima, J. Carlos M.P.

Fuentes de la Policía Local confirmaron a este diario que Juan Carlos «trató de mediar» en la discusión que estaban protagonizando 'El Guacho' y su hermana de 17 años con otra joven. Al parecer, las dos chicas habían acudido al hospital molinense para pedir un parte de lesiones, tras haberse peleado entre sí en la calle del Maestro Navillo. Según ha podido saber este periódico, las dos jóvenes se citaron para pegarse en un parque del barrio de Fátima. Pero la hermana de 'El Guacho' se vio sorprendida ya que su contrincante llegó con refuerzos, de forma que recibió más golpes de los que propinó. La pelea acabó sobre las 17.15 horas con las dos contendientes dirigiéndose hacia la comisaría de Policía Nacional para denunciarse mutuamente. Allí, los agentes les recomendaron que fuesen al hospital para que les hicieran un parte de lesiones.

Fue entonces cuando 'El Guacho' acudió al centro sanitario, según las mismas fuentes, provisto de un cuchillo. Este joven «es un delincuente común», que con solo 20 años ya ha pasado por el reformatorio y ha sido detenido en varias ocasiones por las Fuerzas de Seguridad por haber cometido robos y haber protagonizado alguna pelea. «Llegó a defender a la hermana con un cuchillo». En la sala de espera se produjo una fuerte discusión y Juan Carlos intentó rebajar los ánimos de 'El Guacho'. «Intentó mediar y le han apuñalado dos veces en el pecho». El director del Hospital de Molina, Pedro Hernández, explicó que los sanitarios «atendieron inmediatamente a la víctima», mientras el agresor emprendía la huida en medio de los gritos de los testigos y de las lágrimas de su esposa. El personal de seguridad no tuvo tiempo de reaccionar. «En el hospital estamos impactados», resumió Hernández. En menos de cinco minutos se confirmaba la muerte de Juan Carlos al que parece que una de las puñaladas le atravesó el pulmón y otra el corazón.

Tras la agresión, perpetrada sobre las 17.30 horas, se acordonó la puerta del Servicio de Urgencias y se movilizaron patrullas de la Policía Local y Policía Nacional. El barrio de Fátima y las viviendas sociales en las que residía la familia del sospechoso, en la calle Guadalajara, fueron cercadas por un fuerte despliegue policial.

En el coche con su padre

Ramón 'El Guacho', ayer, esposado.

Ramón 'El Guacho', ayer, esposado.

En solo unos minutos, 'El Guacho' se había convertido en el delincuente más buscado en Molina de Segura. Durante los registros y controles practicados por el barrio, la menor de edad que había acudido al hospital para hacerse el parte de lesiones defendió que su hermano actuó «en defensa propia», y afirmó a este diario que apuñaló a Juan Carlos «porque le pegó dos puñetazos».

El dispositivo se prolongó hasta las 21.08 horas, cuando la Policía Local interceptó un coche sospechoso, en la calle Buen Amigo, a solo 400 metros del domicilio de Ramón M.J. En el vehículo viajaba el supuesto autor de la agresión, junto a su padre y su madre. Los policías locales le detuvieron de inmediato, a pesar de que los progenitores aseguraron con vehemencia que el joven de 20 años no estaba huyendo, sino que se dirigían a dependencias policiales para que se entregara. Tanto en la localidad natal de la víctima, Archena, como en el municipio en el que residía, Villanueva, sus familiares y amigos reclamaban ayer justicia.

Los agentes encontraron el arma homicida en un cubo de basura cercano al centro sanitario; un cuchillo de cocina de 15 centímetros de largo y mango de madera. El presunto homicida pasará previsiblemente este jueves a disposición judicial, según explicaron fuentes policiales.