La Verdad

Las temperaturas se desploman mañana por una ola de aire polar

  • Las máximas bajarán hasta 10 grados, aunque los termómetros se recuperarán de cara al fin de semana

La entrada de una masa de aire polar procedente de los países nórdicos hará bajar de forma brusca los termómetros en la Región a partir de mañana, jueves, de forma que se pasará de máximas propias de finales de mayo hoy a temperaturas características de mediados de enero. Eso sí, la caída de las temperaturas solo durará 48 horas, ya que para el fin de semana habrá una progresiva recuperación.

Hoy las máximas seguirán subiendo y llegarán a rozar los 29 grados, siendo el día más caluroso de estas jornadas. Sin embargo, mañana bajarán hasta los 22,8 grados, aunque será realmente el próximo viernes cuando hará frío y las máximas apenas subirán de los 17º y las mínimas se situarán en 13º durante todo el día, según el portavoz de la delegación territorial de Murcia de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Luis Bañón.

Esta borrasca de aire frío entrará por el Mediterráneo acompañada de vientos de Levante, lo que dejará mucha nubosidad a partir de mañana, siendo la sensación térmica de frío en las últimas horas del día. La caída de las máximas a partir de ese día se notará aún más en Yecla, donde bajarán hasta 10º, mientras que en Murcia será entre 6º y 10º.

En la madrugada del próximo viernes se esperan precipitaciones, que serán más localizadas en el Altiplano y Noroeste, el viernes y el sábado serán muy marginales. Mañana habrá chubascos en muchas zonas de la Región y por la tarde lloverá en Murcia. Para el fin de semana habrá una recuperación térmica. El sábado se esperan 21º de máxima, temperatura propia de mediados de marzo, y 12º de mínimas; y el domingo, entre 12º y 13º de mínima y 25,7º y 26º de máxima, por lo que será un día agradable.

Nieve en el norte

La situación será bastante parecida en el resto del país. Esta última semana de abril estará marcada por «un descenso brusco» de las temperaturas debido al paso de un frente frío que comenzó a entrar ayer por la tarde por el norte peninsular, con movimiento hacia el sur, que provocará que las temperaturas diurnas bajen entre 5º y 15º en todas las zonas. El descenso será más importante en la mitad norte, donde la cota de nieve se situará entre los 700 y los 1.000, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología.

Así, la Aemet vaticina que el descenso brusco de las temperaturas que experimentará gran parte del país, excepto Canarias, hará que estas sean inferiores a los valores normales para esta época del año durante hoy y mañana, después de que el lunes fueran superiores a lo habitual en la mayor parte de zonas.

Esa entrada de una masa de aire frío procedente de latitudes altas hará «bajar de manera extraordinaria» las temperaturas en el norte peninsular, un descenso que se extenderá al resto de la Península y Baleares. Como consecuencia del marcado descenso de las temperaturas nocturnas se producirán heladas que afectarán a las zonas montañosas de la mitad norte peninsular y a la meseta norte.