La Verdad

video

Sergio Albero y Mamen Bermejo durante el juicio. / N. GARCÍA/ AGM

La pareja de novios de Alcantarilla que infringió la orden de alejamiento deberá pagar una multa

  • Sergio Albero y Mamen Bermejo se enfrentaban ayer a una pena de cárcel de diez meses

«Nos vamos a casar». Fue lo que dijeron ayer Sergio Albero y Mamen Bermejo después de ser condenados por el Juzgado de lo Penal número 1 de Murcia. Deberá pagar cada uno una multa de 1.080 euros, por el quebrantamiento de la orden de alejamiento de 500 metros, que se les impuso a raíz de una fuerte discusión en la vivienda que compartían en Alcantarilla y en la que tuvo que mediar la Policía.

La pareja de enamorados se enfrentaba ayer a una pena de cárcel de diez meses por haberse visto en la cafetería Babel el 13 de abril. Sergio, que cuenta con antecedentes, habría acabado en prisión de no ser por el acuerdo alcanzado ayer por los abogados de la pareja y la Fiscalía.

Además, la boda tendrá que esperar porque la orden de alejamiento fijada tras la discusión, por un periodo de seis meses, sigue en vigor. «Faltan más de cuatro meses, pero merece la pena esperar», afirmaba Mamen sin poder reprimir las lágrimas. Sergio se perderá los próximos meses de embarazo de su pareja, que casi ha cerrado el primer trimestre de gestación. «Espero que el parto no se adelante y el niño no nazca con la orden de alejamiento en vigor», bromeaba a 500 metros de su novia.

Cuando la orden prescriba se irán a vivir juntos a Puebla de Soto. «Aceptamos nuestro error, pero es muy duro que la Justicia te separe y te prive de expresar el amor por tu pareja».