La Verdad

El 'tramabús' recoge a PAS

video

Antonio Urbina, María Giménez, Andrés Pedreño, Javier Sánchez y Óscar Urralburu, ayer. / G. Carrión/AGM

  • «Pedro Antonio Sánchez acabará en la cárcel, como muchos otros», vaticina Urralburu. Podemos inicia en la Región la ruta nacional en autobús para denunciar que la corrupción «es la forma de gobernar del PP y no un problema de manzanas podridas»

A Virgilio, 58 años, 36 al volante de grandes vehículos, madrileño y del Atleti, no le asusta el reto de conducir el 'tramabús' por media España y parte de la otra. Está curtido en mil batallas, tales como la caravana del Orgullo Gay o «la campaña del PP en Ciudad Real», lo que le da galones para meterse ahora no se sabe cuántos miles de kilómetros por las carreteras del país. Tampoco se los quita el hecho de que haya currado para el PP y ahora lo haga para Podemos: «No tengo problema en trabajar para unos o para otros mientras me paguen», admite Virgilio al volante del autobús de su empresa, más viejo que la tos pero tuneado de 'azul PP' y con caricaturas de Luis Bárcenas, Mariano Rajoy, Rodrigo Rato, Esperanza Aguirre y algunos dirigentes y exdirigentes populares más para «poner en evidencia la corrupción que existe en este país, que es sistémica», según denunció el secretario general del partido en la Región, Óscar Urralburu.

También el expresidente de la Comunidad Pedro Antonio Sánchez fue incluido como «invitado especial» en esas caricaturas del 'tramabús' durante la ruta que el vehículo realizó ayer por los 'puntos negros' «de la corrupción en la Región de Murcia». Desde el barrio de La Paz, a Joven Futura, pasando por Nueva Condomina y San Esteban hasta el aeropuerto de Corvera, donde terminó el trayecto por la capital, y donde los murcianos «estamos dilapidando 22.000 euros diarios», cifró Urralburu, quien vaticinó que Sánchez «va a terminar como muchos otros, en la cárcel».

«La corrupción nos cuesta a los murcianos 815 euros al año, así que el objetivo de este autobús es hacer entender a los ciudadanos que la corrupción tiene efectos en sus vidas; esto no es un problema de manzanas podridas», dijo por su parte Javier Sánchez Serna, que acompañó a Urralburu en el pistoletazo de salida del 'tramabús' junto a varios diputados y dirigentes regionales de la formación morada. Ningún líder nacional «por problemas de agenda», añadió Urralburu, aunque hoy está prevista «una sorpresa» con la presencia de un 'peso pesado' del partido en el recorrido del autobús por Cartagena. «Quizá Juan Carlos Monedero, pero aún no está confirmado», trasladaron fuentes de Podemos, que paga 600 euros por cada día de rodaje del 'tramabús'. «Se van a quedar muchas paradas fuera del recorrido», lamentó Urralburu.

Para el PP, «el odiobús», como lo calificó su portavoz Víctor Martínez, «viene a escenificar la campaña del odio, un odio del que vive Podemos, al igual que se aprovecha de las miserias de la gente».

El PP ve «campañas de odio»

Martínez se preguntó quién pilotaría el autobús, si el edil expulsado de Ahora Murcia, Luis Bermejo tras revelarse sus negocios con miembros de la parte privada del Consejo de Administración de la empresa Emuasa, «o si llevará como copilotos a personajes como Arnaldo Otegui y Nicolás Maduro». Según Martínez, «Podemos se dedica a promover campañas de odio, viene a la Región a dividir y a enfrentar, algo que rechazan los ciudadanos».