La Verdad

La Región registra la mayor tasa de condenados por circular sin permiso

  • Los automovilistas murcianos son, junto a los baleares y gallegos, los que acumulan un porcentaje más elevado de penas

Los conductores murcianos salen muy mal parados del exhaustivo estudio 'Delitos y criminalidad vial en España. Evolución de la delincuencia contra la seguridad vial (2012-2015)', realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con Fesvial. La Región figura, junto con Baleares y Galicia, a la cabeza en el 'ranking' de comunidades autónomas con mayor proporción de conductores condenados entre los años 2012 y 2015, seguidas por Cataluña y Valencia.

De acuerdo al informe, a más del 1,5% de todo el censo de conductores de la Región se le ha impuesto, alguna vez, una pena en sentencia. La media nacional se sitúa en 1,36%. No en vano, Murcia es la comunidad con mayor tasa de condenas a automovilistas que circulan sin haber tenido nunca el permiso o después de que se le haya retirado.

Murcia se lleva la palma en esta modalidad dentro de los delitos de tráfico, mientras que son los catalanes, por ejemplo, los que más pisan el acelerador; los baleares los que acumulan más condenas por circular bajo los efectos del alcohol y las drogas y los extremeños los que registran más penas por conducción temeraria. Cantabria, Extremadura y Aragón figuran, no obstante, como las autonomías con menor tasa de condenados.

No saben las consecuencias

El director de la Fundación, Francisco Valencia, presentó ayer las conclusiones de este estudio, que reflejan que más de 4,5 millones de conductores de los 26 millones censados (el 17%) reconocen haber cometido delitos como conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas, ir a más de 200 kilómetros por hora por una autopista o circular sin permiso. Más de nueve millones desconocen, además, que pueden ir a la cárcel por infringir las normas de seguridad vial. Un informe que llega, para hacer balance, cuando se cumple una década de la reforma del Código Penal en esta materia y después de que, en los últimos tres años, la siniestralidad haya vuelto a repuntar.

El informe analiza más de 580.000 juicios por delitos contra la seguridad vial y unas 450.000 condenas impuestas entre 2012 y 2015, y se completa con una encuesta a 1.700 conductores de toda España.

El estudio refleja asimismo que desde 2008 se han incoado casi 900.000 procedimientos judiciales sobre seguridad vial en todo el país. De ellos, 650.000 acabaron en condena. Una proporción de sentencias condenatorias que, además, ha ido en aumento -del 66% en el año 2008 al 85% que se alcanzó en 2015-.

Este fin de semana diez personas resultaron heridas en la Región, tres de ellas graves, en siete accidentes de tráfico. Además se produjeron dos atropellos. De las 4.119 pruebas de alcoholemia realizadas, 96 dieron positivo.