La Verdad

Investigan a un sacristán de Cieza por presuntos abusos a tres monaguillos

  • Uno de los afectados acusa al procesado de someterlo a tocamientos y masturbaciones cuando era aún menor de edad

El antiguo sacristán de la basílica de la Asunción de Cieza, Francisco José R.P., declarará el próximo 17 de mayo como investigado -antes imputado- por un presunto delito de abuso sexual continuado y otros dos de agresión sexual continuada cometidos supuestamente a tres monaguillos de esa parroquia.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Cieza ha dictado un auto en el que se cita a declarar al sacristán como procesado, según precisaron ayer fuentes judiciales. El magistrado le impone, además, una fianza de 9.000 euros para satisfacer las posibles responsabilidades que pudieran derivarse de la causa en la que está investigado. En el caso de que no abone esta suma, advierte el juez, se procederá al embargo de sus bienes.

«Les daba regalos o dinero»

La denuncia la interpuso hace dos años uno de los monaguillos, entonces menor de edad, y a esta se sumaron posteriormente las de otras dos víctimas. Fuentes del entorno del primer denunciante, que recibe terapia psicológica desde que ocurrieron los hechos, explicaron que sufrió «tocamientos, masturbaciones, eyaculaciones en el cuerpo, rozamientos desnudos, fotografías desnudas y todo ello con el empleo de la fuerza por parte del sacristán». A cambio, según consta en la denuncia, el acusado les daba «regalos y dinero» o les ofrecía «puestos de relevancia en el altar e invitaciones a la playa.