La Verdad

Cae una red que falsificaba recetas médicas en Murcia para elaborar droga en Marruecos

video

Medicamentos escondidos en el motor de un coche.

  • La Policía Nacional y la Guardia Civil detienen a 18 personas que compraban por toda España benzodiacepinas, un medicamento cuyo principio activo se utiliza para elaborar 'karkubi'

La Policía Nacional y la Guardia Civil detectaron la falsificación de unas 50.000 recetas farmaceúticas para elaborar una droga conocida como 'karkubi' en varias comunidades autónomas, entre las que se encuentra la Región de Murcia.

La investigación de los dos cuerpos finalizó con la detención de 18 personas y la desmantelación de un entramado que falsificó 50.000 recetas para comprar en España benzodiacepinas, un medicamento, que vendían después en Marruecos, cuyo principio activo se utiliza para elaborar una droga conocida como 'karkubi'.

Esta sustancia estupefaciente, consumida en los estratos sociales más desfavorecidos de Marruecos, provoca alucinaciones y conductas psicopáticas, informan ambos cuerpos en un comunicado.

La trama, que falsificó en dos años unas 50.000 recetas, adquiría las pastillas, a través de pasadores, en oficinas de farmacia de prácticamente todo el territorio nacional español,incluida la Comunitat Valenciana.

Los agentes han arrestado a 18 implicados en la falsificación, distribución de recetas, adquisición y venta del medicamento a los que se les imputa un delito contra la salud pública, pertenencia a organización criminal y falsedad documental.

La operación se inició en abril de 2015 a raíz de una inspección en una farmacia de Cádiz.

La inspectora de Farmacia de la Delegación Territorial gaditana comprobó un aumento en la falsificación de recetas médicas privadas para obtener un medicamento que contenía clonazepam como principio activo y puso dicha información en conocimiento de los agentes de la Policía Nacional.

Por otro lado, agentes de la Guardia Civil de Cádiz iniciaron en agosto de 2015 una investigación en el mismo sentido, tras una denuncia que presentó un psiquiatra-psicoterapeuta.

Este especialista había detectado que se estaba haciendo uso de recetas privadas del Colegio de Médicos de Cádiz, empleando su nombre y número de colegiado, con el objeto de obtener un medicamento del grupo de las benzodiacepinas.

Además se comprobó la existencia de las recetas falsificadas en las provincias de Sevilla, Granada y Almería.

Iniciadas las investigaciones por los dos cuerpos policiales y tras obtener y cruzar los primeros resultados, se acordó continuar de forma conjunta con la labor por los agentes, que detectaron un repunte en la compra de este medicamento con recetas falsificadas en farmacias del Campo de Gibraltar, Algeciras y La Línea de la Concepción.

Poco después se detectaron cantidades importantes de recetas falsas en Extremadura, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Madrid, Galicia, La Rioja, Cantabria, Castilla y León, Ceuta y Murcia.

Los agentes detectaron que la práctica ilegal se había extendido practicamente a todo el territorio nacional, aunque en su mayoría las personas que adquirían los medicamentos eran vecinos de Algeciras (Cádiz) y Ceuta.

Gracias a un minucioso análisis de la información fueron identificados los principales pasadores, encargados de entregar las recetas falsificadas en las farmacias para adquirir el medicamento de forma ilegal, fueron detenidos 18 integrantes de la organización dedicada a la falsificación de recetas, distribución, adquisición y venta del medicamento.