La Verdad

C's descarta la obligación del pacto para que haya nuevo gobierno

  • Sánchez anuncia que la Asamblea recuperará la «normalidad» la próxima semana, que vuelve a fijar plenos y comisiones a partir del 3 de mayo

«Es posible que López Miras pueda gobernar sin pacto de investidura». Con esas palabras, el portavoz de C's, Miguel Sánchez, dejó abierta la posibilidad de que finalmente su partido y el PP no se vean obligados a suscribir el anunciado acuerdo de gobernabilidad para que la próxima semana Murcia tenga nuevo Ejecutivo regional. No obstante, evitó anticipar qué votará su grupo en el debate de investidura del jueves y, en caso de haberlo, en el del sábado.

Previamente, Sánchez deslizó que la semana próxima «recuperamos la normalidad parlamentaria», dando a entender que la Región habrá comenzado para entonces una nueva etapa con otro gobierno. La misma Junta de Portavoces que ayer se reunió para fijar para el sábado por la mañana el posible segundo debate (tras el error advertido por los letrados de la Cámara con la fecha inicialmente elegida), ordenó comisiones y plenos ordinarios para los días 3 y 4 de mayo. El día 1 no habrá nada por ser festivo y el 2 tampoco, por celebrarse los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz en pleno año santo jubilar.

También Víctor Manuel Martínez ha sugerido en los últimos días que la firma del pacto de investidura no será imprescindible para cerrar «cuanto antes» los dos meses de inestabilidad política e institucional en Murcia. Los populares valoran si así es más cómodo para ellos, ya que el portavoz de C's insiste en que no moverá la 'línea roja' para que un cargo público dimita cuando sea llamado a declarar como investigado (el PP la coloca cuando sea encausado para ir a juicio oral) pero también dice que tampoco va a poner en riesgo la gobernabilidad de Murcia. Sin pacto, el PP protege mejor en la Asamblea a su líder Pedro Antonio Sánchez, al que, como investigado, C's le reclama el acta en el primer punto del borrador del acuerdo sin firmar.

Ante esa situación, los dos partidos abrirían a partir de la semana próxima un nuevo escenario para concretar apoyos puntuales que les da mayor autonomía. Una vez conseguida la dimisión del anterior presidente y la aprobación de los trámites para suprimir los aforamientos, Ciudadanos se decanta por plantear continuas exigencias al PP hasta mayo de 2019, a cambio de sus votos en temas estratégicos. Su objetivo es sacar adelante la mayor parte de las noventa enmiendas a los Presupuestos de 2017 que le aceptó el Gobierno y siguen sin ejecutar.