La Verdad

La Guardia Civil detiene al sospechoso de violar a una joven discapacitada psíquica

  • El acusado, vecino de Sangonera la Verde, convenció a la víctima para dar un paseo por una rambla de Torreguil y allí presuntamente la forzó

Un vecino de la pedanía murciana de Sangonera la Verde ha sido detenido por la Guardia Civil acusado de agredir sexualmente a una joven discapacitada psíquica. Según confirmaron fuentes del cuerpo, el sospechoso, de 36 años y nacionalidad española, engañó presuntamente a la víctima para que le acompañase a una zona cercana de rambla con la excusa de dar un paseo y, una vez allí, consumó la violación. Fue el pasado martes y los agentes del Instituto Armado trabajaron contrarreloj para lograr localizar al sospechoso, reto que consiguieron en la tarde del jueves.

El presunto agresor sexual, según explicaron fuentes cercanas a la investigación, asaltó a la joven, veinteañera y con discapacidad psíquica, cuando esta se encontraba en la urbanización Torreguil, situada en Sangonera la Verde. Fue en la tarde del martes, el día del Bando de la Huerta, cuando una parte importante de la población se desplaza a la capital para disfrutar de la fiesta.

Al parecer, el hombre entabló conversación con la chica y, en un momento determinado, le propuso ir a dar un paseo por una zona de rambla cercana. Un paraje aislado en el que supuestamente el sospechoso se abalanzó sobre la joven y la agredió sexualmente. Más tarde, al parecer, el autor de esta violación advirtió a la víctima de que regresaría al día siguiente y la dejó marchar.

Según precisaron las fuentes, la joven, cuando llegó a su vivienda, relató lo ocurrido a sus padres y estos decidieron interponer denuncia en el cuartel de la Guardia Civil. Los agentes del Instituto Armado iniciaron de inmediato una investigación para tratar de dar con el responsable del ataque.

Dado que este había dicho a la víctima que regresaría al día siguiente, los guardias civiles peinaron la zona, un dispositivo que no dio resultado. Los investigadores no contaban, al parecer, con una descripción muy detallada del sospechoso, pero sus pesquisas les permitieron finalmente dar con él en la tarde del jueves.

El hombre fue detenido por un presunto delito de agresión sexual -en este caso, puede llevar aparejada una pena de hasta 15 años de cárcel- y ayer pasó a disposición de un juzgado de instrucción de Murcia en funciones de guardia.