La Verdad

El TSJ concede la incapacidad permanente a un panadero alérgico a la harina

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha desestimado el recurso presentado por una mutua contra la sentencia de un juzgado. Este declaró la incapacidad permanente para su trabajo de un panadero que es alérgico a las harinas.

La sentencia rechaza así el recurso que Ibermutuamur presentó contra la resolución judicial, que absolvió al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y la condenó a afrontar el 40% de responsabilidad por la enfermedad profesional del demandado.

El relato de hechos probados recogía que el trabajador presenta, como derivadas de enfermedad profesional, asma bronquial y rinitis por alergia a harinas, «por lo que está limitado para tareas que requieran contacto o exposición a estas». La Sala dice que el primer diagnóstico fue emitido en 2009, por lo que manteniéndose la actividad profesional de panadería hasta el inicio de la incapacidad temporal, que se produjo en octubre de 2014, «la responsabilidad es de la mutua aseguradora del riesgo en esa fecha».