La Verdad

Jaime Belda, con la batuta y una partitura.
Jaime Belda, con la batuta y una partitura. / J. M. R. / AGM

«Acumulamos éxitos y ensayamos con instrumentos que son desechos»

  • Jaime Belda Cantavella. Director de la Unión Musical Carthagonova

A la tercera va la vencida. Tras dos intentos fallidos, la Unión Musical Carthagonova participará el próximo mes de julio en el Certamen Internacional de Bandas de Música Ciudad de Valencia, «el más importante de todos», según apunta, orgulloso, el director de la agrupación, Jaime Belda Cantavella. La banda cartagenera nació en 2012 y con su presencia en el festival ha alcanzado la cúspide. «La verdad es que no aceptan a todo el mundo. Cuando recibimos la noticia nos llevamos una gran alegría. Aunque será la primera experiencia, la agrupación tiene claro que saldrá a ganar. La competición va en nuestro ADN», cuenta Jaime Belda.

- ¿Cómo fueron los inicios?

- Muy buenos. Soy director de la escuela y de la banda de música desde sus inicios, en 2012. El 30 de septiembre de ese año dimos nuestro primer concierto en la explanada del puerto. Aquel día vinieron muchas personas, fue un concierto multitudinario y generó mucho interés. Desde ese momento todo han sido éxitos, fruto del trabajo de la directiva, de los padres y de los propios componentes de la agrupación. La mayoría de ellos compagina la música con los estudios. Parece que ha pasado mucho tiempo, pero realmente cinco años no son nada.

- ¿Cuántas personas son necesarias para mantenerla activa?

- Hay unos 150 alumnos, entre jóvenes y adultos. Además, tenemos una escuela para niños a partir de 5 años, donde empiezan a familiarizarse con los sonidos e instrumentos. La plantilla, en general, está dividida en dos grupos: una banda que practica en un nivel básico y otra que es la Unión Musical Carthagonova, la banda titular, que tiene 75 componentes. Todos ellos residen en Cartagena o en municipios cercanos. De aquí han salido músicos que ahora tocan en orquestas de Asturias, Amsterdam y Frankfurt.

- Con solo cinco años de vida van a participar en el certamen de Valencia. ¿Cuál es el secreto?

- Me lo pregunta mucha gente. La mayoría de nuestros músicos tienen mucha experiencia, no les pilla nada por sorpresa. Lo único que hay detrás de esto es mucho trabajo y sacrificio. El certamen de Valencia es el más importante de todos, es el más antiguo, ya que data de 1885. El festival Ciudad de Valencia se ha mimado mucho y ha ganado mucho interés.

- Imagino que no es fácil llegar tan lejos en tan poco tiempo.

- Menos con las carencias que tenemos. Fuimos a visitar al alcalde para comunicarle nuestra participación en el certamen, y además le expusimos nuestras necesidades. Él es consciente de nuestros problemas y se ha tomado como algo personal dotar de un local a la Unión Musical Carthagonova. Actualmente tenemos que hacer frente al pago de un alquiler, y eso conlleva que no hayamos podido comprar nuevos instrumentos; ensayamos con desechos de otras bandas con la esperanza de poder renovarlos de una vez.

- ¿Cuándo tendrán un local en el antiguo colegio Antonio Arévalo?

- Tenemos un local visto ahí, efectivamente. La propiedad es de la Comunidad Autónoma, y el alcalde lo ha pedido. Estos temas van despacio, pero estamos a la espera de que algún día nos llame José López y diga que ya está todo solucionado. El local reúne condiciones de sobra para nuestra escuela y lo podrían usar otros colectivos.

- En estas condiciones tiene más mérito que vayan a participar en el festival, ¿no?

- Cuando damos un concierto pedimos instrumentos a Infantería de Marina. No nos falta ayuda y estamos muy agradecidos. Pero independientemente de esas condiciones, nosotros mantenemos la ilusión de que las cosas cambien en el futuro. Soportamos lo que haga falta. Vamos a Valencia a tocar delante de muchas personas, en un escenario impresionante como es el del Palau de la Música, y hay que quedarse con eso.