La Verdad

López Miras saluda a un vecino. A su lado José Ballesta, Pedro Antonio Sánchez y Maruja Pelegrín, ayer en la peña L'Artesa.
López Miras saluda a un vecino. A su lado José Ballesta, Pedro Antonio Sánchez y Maruja Pelegrín, ayer en la peña L'Artesa. / Vicente Vicéns / AGM

C's choca con el PP por la 'línea roja' para los imputados y aplaza su apoyo a López Miras

  • Los populares votarán a favor de eliminar los aforamientos aunque, para salvar a PAS, se resisten a que dimitan políticos investigados

Ciudadanos (C's) se ha propuesto dar a toda España desde Murcia una lección de regeneración política en plena temporada alta de investigaciones por corrupción en organismos públicos y administraciones. Tras atribuirse el mérito de la dimisión del expresidente Pedro Antonio Sánchez (PAS), no tiene ahora ninguna intención de facilitar el acceso a San Esteban de su sucesor, Fernando López Miras. Aunque en el PP dicen que «todo está casi hecho» para que el joven político pueda ser investido el próximo jueves, o el viernes a más tardar, el partido de Albert Rivera seguirá presionando hasta el último minuto de la crisis institucional que vive Murcia desde hace dos meses. Ayer avisó de que sus cuatro diputados solo votarán a favor del candidato si el PP apoya la supresión de los aforamientos en el pleno que la Asamblea Regional celebrará previamente al de investidura y si, además, se compromete, en el primer punto del pacto de gobernabilidad, a separar del cargo público a cualquier investigado por corrupción, incluidos los cargos electos. En la práctica eso supone obligar a los populares a pedir el acta de diputado a PAS.

El portavoz del PP, Víctor Manuel Martínez, no avanzó qué votará su grupo en el Pleno de los aforamientos porque estudian enmendar el proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía presentado conjuntamente por C's, PSOE y Podemos. Tienen de plazo hasta el lunes para ello. Pero fuentes populares aseguraron que pretenden votar a favor. Se trata, recordaron, de un compromiso adquirido por PAS en el último debate de estado de la Región.

El desacuerdo está en la 'línea roja' para que un cargo público dimita. C's pretende que sea con la investigación judicial (antes imputación) y que también afecte a los diputados, lo que obligaría al expresidente a dejar su escaño en la Asamblea. El PP trata de imponer el criterio que el partido naranja defiende a nivel nacional y que quedará plasmado en una futura ley: la apertura de juicio oral. En el resto de cuestiones, como la defensa del agua y la bajada de impuestos, hay sintonía.

La Junta de Portavoces de la Asamblea ordenó para el jueves de la próxima semana el pleno de investidura, que durará solo un día. En la votación final, López Miras tendrá que obtener mayoría absoluta para ser presidente, es decir, al menos 23 votos, por lo que es indispensable el apoyo de algún diputado de la oposición. En caso de no lograrla, al día siguiente habrá otra votación, en la que el candidato solo necesitaría mayoría simple.

El portavoz de C's, Miguel Sánchez, rebajó las expectativas populares y dejó claro que, aunque haya acuerdo antes, no firmará el pacto de investidura antes del miércoles, para cerciorarse de que el PP apoya la eliminación de aforamientos. «Deben retratarse», dijo. En caso de que tampoco haya acuerdo, insinuó que votarían en contra de López Miras el jueves y podrían abstenerse al día siguiente por responsabilidad política. «Esta región necesita estabilidad», matizó. Pero mientras tanto, C's no perderá oportunidades de imponer sus condiciones para demostrar que son decisivos en minoría.