La Verdad

Podemos y PSOE piden a C's que no apoye a López Miras

Urralburu hablando con Tovar en la Junta de Portavoces.
Urralburu hablando con Tovar en la Junta de Portavoces. / J.M. Rodríguez / AGM
  • Los líderes de ambos partidos han subrayado la necesidad de una regeneración política «para recobrar la honradez», según Tovar

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Rafael González Tovar, reiteró este jueves al término de la Junta de Portavoces, donde se han ordenado las jornadas para el Debate de Investidura, que hay una condición irrenunciable para el PSOE y es que Pedro Antonio Sánchez renuncie a su escaño. “Es incompatible estar imputado y seguir siendo diputado, por lo que debe renunciar a su acta”. González Tovar reclamó un compromiso real y radical para que se supriman los aforamientos.

El portavoz socialista subrayó que la Región necesita estabilidad política, y no prórrogas y paños calientes. Por ello pidió a C's que decida qué quiere para la Región de Murcia, “si un presidente pinganillo, que siga las instrucciones de Pedro Antonio Sánchez, algo indigno y ofensivo para la Región, o una verdadera apuesta por la regeneración democrática para recobrar la honradez en la política”.

González Tovar indicó que el próximo viernes llega la hora de la verdad para Ciudadanos y tendrá que optar si sigue apalancando al PP, un partido cada vez más acorralado por la corrupción o se decanta por una alternativa para la Región más saludable, honrada y que se guíe por la ética política. Para ello, “debería mandar al PP a la oposición los próximos dos años para que se acabe esta situación tan vergonzosa. Esta en sus manos”.

En opinión del portavoz socialista “ya está bien de juego, la Región lleva 68 días en una situación insoportable, que no se merece”. Parece -agregó- que Cs ha aprendido poco en estos dos años, “porque ha sido copartícipe de la situación de inestabilidad en que la situación judicial de Pedro Antonio Sánchez ha tenido a la Región y ahora ha llegado la hora de decidir, sin más prórrogas y sin paños calientes”. Por eso pidió a Cs que no permita que la Región siga vinculada al futuro de Pedro Antonio Sánchez: “Necesitamos un presidente que dé estabilidad a la Región, con iniciativa propia, y que la dirija de verdad hasta las próximas elecciones”.

«Ciudadanos entregará San Esteban al partido de la mafia»

Por su parte, Óscar Urralburu detalló que el debate de investidura va a ser como una obra de teatro, una farsa pactada entre PP y Ciudadanos, y que se va a desarrollar en tres actos cuyo final “ya está escrito". "Más allá de lo que pase, o de lo que simulen que esté pasando, Ciudadanos entregará San Esteban al partido de la mafia, a un candidato de cartón piedra teledirigido por Pedro Antonio Sánchez, que seguirá muy a gusto sentado en su escaño, cobrando un sueldo público, y manejando los hilos”, afirmó.

Esto es para la formación morada una “farsa, una estafa a toda la Región que requiere la colaboración necesaria entre el PP y C's” dijo Urralburu, que subrayó que el asunto de los aforamientos es “una pantomima más". "Nosotros pusimos el tema encima de la mesa, apostamos desde el primer día por ello, pero sabemos que aunque el PP diga sí el miércoles, la iniciativa tiene que llegar al Congreso y luego al Senado, donde el PP tiene mayoría. Por tanto, nos podemos ir hasta el infinito con esta cuestión. Ciudadanos lo sabe, pero sólo le importa el titular del día siguiente”, reclamó.

Mientras, siguió el secretario general y portavoz de Podemos, “los amigos seguirán juzgando a los amigos y Pedro Antonio Sánchez continuará con sus privilegios judiciales, alejado de cualquier ciudadano de a pie”.

En el guión, según Óscar Urralburu, está “el no de Ciudadanos a la investidura de López Miras en la primera votación. Presumirán de su pieza durante unas horas, pero al día siguiente, en la escena final, se abstendrán y, argumentando que lo hacen por responsabilidad, darán el gobierno al Partido Popular de la mafia, que seguirá como una organización estructurada jerárquicamente y territorialmente para parasitar a la ciudadanía. La única responsabilidad posible que podemos concebir desde Podemos es la expulsión del PP de las instituciones de gobierno. Mientras esto no ocurra, todos los murcianos y murcianas serán testigos de esta farsa”.

Por ello, Urralburu incidió en que Podemos está “más que preparado para ejercer la oposición. Intentaremos trabajar para liderar un gobierno alternativo desde el legislativo y la sociedad civil para restituir la dignidad, decencia y la regeneración democrática”.