La Verdad

Educación financia cien estancias de 15 días en Irlanda e Inglaterra

  • Los estudiantes becados, que serán seleccionados entre los mejores expedientes de cuarto de la ESO, convivirán con familias

Los estudiantes de cuarto curso de Secundaria con buenas calificaciones podrán optar a una de las cien plazas subvencionadas en cursos de inmersión lingüística en Irlanda e Inglaterra. Los estudiantes que consigan una plaza pasarán dos semanas en localidades de ambos países con familias nativas en régimen de pensión completa y asistirán a un curso de formación en lengua inglesa de 40 horas de duración (20 horas semanales). Las estancias están totalmente subvencionadas, incluidos los vuelos y las actividades culturales. Es la primera vez que la Consejería de Educación organiza y subvenciona estancias en el extranjero, que tendrán un coste en su primera convocatoria de 200.000 euros.

La iniciativa parte de los presupuestos participativos que impulsó el Gobierno regional y cuenta con el respaldo de la población y de la comunidad educativa, según detalló ayer la titular de Educación. Como previsiblemente se recibirán más demandas de plazas que las cien disponibles, serán seleccionados los estudiantes con mejores calificaciones en base a dos medias: la global de todas las asignaturas y la nota obtenida en Lengua Extranjera.

Además de asistir a las clases, los estudiantes mejorarán sus destrezas orales al comunicarse con las familias que les acojan. Las estancias en el extranjero completan la convocatoria de campamentos de inmersión lingüística de verano para un total de 575 alumnos de sexto de Primaria y de tercero de ESO, 45 plazas más que el año pasado que fueron presentados la pasada semana. Del total, 330 plazas son para sexto de Primaria y 245 para tercer de ESO. En el primer caso, solo pueden optar los escolares de colegios bilingües, una condición que ha generado quejas entre algunas familias de centros que no lo son, y que entienden que también tienen derecho a participar en los campus. Educación explicó ayer que su intención con esa selección es potenciar la adhesión de más colegios al plan bilingüe, que debe estar generalizado en el total de los centros de la Región en 2020.

Los campamentos se llevarán a cabo en verano en diferentes localidades de la Región y consistirán en inmersiones lingüísticas con monitores y profesorado nativo, de tres días para Primaria y diez días para los estudiantes de ESO. Las estancias se desarrollarán en parajes que aún no han sido concretados, y se realizarán entre los meses de junio y julio.