La Verdad

Los conciertos de Bachillerato y FP desatan otro conflicto entre los sindicatos y la Consejería

  • La Junta de Personal convoca un intenso calendario de protestas, y la Administración insiste en que defenderá la «libertad de elección de centro de las familias»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Los sindicatos con representación en la Junta de Personal Docente no Universitario -Anpe, CC OO, UGT, Sidi, Sterm y Csif- han iniciado una campaña contrarreloj para tratar de frenar las subvenciones públicas para los etapas educativas de Bachillerato y Formación Profesional a los colegios concertados. La Consejería de Educación, en cambio, no contempla dar marcha atrás en ningún caso al pacto alcanzado en la Mesa de la Concertada. El desacuerdo ha reavivado el conflicto entre las centrales y la titular de Educación, que hace apenas unas semanas ya mantuvieron tensiones por la suspensión de la convocatoria de oposiciones a maestro.

El acuerdo para subvencionar Bachillerato y FP alcanzado en la Mesa de la Concertada desató hace ya dos meses, cuando fue refrendado, una oleada de protestas que se ha reavivado ante el temor de los sindicatos de que sea publicado en el Boletín Oficial de la Región antes de las vacaciones de Semana Santa. Para tratar de detenerlo, ayer convocaron un intenso calendario de protestas, que empieza mañana mismo con una concentración en la plaza Cardenal Belluga de Murcia, y seguirá la próxima semana con una huelga educativa. Según alertó el presidente de la Junta de Personal Docente, Diego Fernández Pascual, el Consejo Escolar aprobará el decreto por la vía de urgencia, con el objetivo de que «no sea debatido por el Pleno y se acelere lo máximo posible». A su juicio, concertar los tramos de Bachillerato y FP «supone trasvasar a la enseñanza privada los fondos destinados a la pública, que perderá unidades y profesorado. Es una falacia que se pretenda dar estabilidad, ya que la propia norma va a permitir que los centros puedan modificar el convenio y modalidades y esto lleva a mayor inestabilidad».

El anuncio de movilizaciones no afectó ayer al ánimo de la consejera de Educación para seguir con el acuerdo. María Isabel Sánchez-Mora se reafirmó en que la iniciativa seguirá adelante: «Mantenemos el criterio de que los padres tienen que poder elegir el centro donde quieren que estudien sus hijos en un estado de derecho», dijo la consejera, quien aclaró que la Administración regional no ha recibido ninguna solicitud ni para Bachillerato ni para FP.

El director general de Planificación Educativa, Enrique Ujaldón puntualizó que los nuevos conciertos permitirán subvencionar más centros que impartan FP básica «con mayor seriedad», porque «esta es el modo más eficaz para que los alumnos que han quedado descolgados no abandonen el sistema, tengan éxito y prosigan sus estudios».