La Verdad

video

La nueva secretaria general, Maruja Pelegrín, y Pedro Antonio Sánchez, durante el congreso del PP del pasado sábado. / N. García

La nueva dirección del PP se estrena con medidas de control a los cargos públicos

  • El Comité Ejecutivo Regional se reunirá esta semana para crear la oficina que supervisará la ejemplaridad de los dirigentes populares

El Comité Ejecutivo Regional del PP salido del congreso del pasado sábado se reunirá por primera vez esta semana para adoptar, entre otros acuerdos, medidas para el control de los cargos públicos del partido, según indicaron fuentes de la organización.

La principal iniciativa consistirá en la creación de la Oficina del Cargo Popular, que estará compuesta por cinco afiliados sin ninguna responsabilidad ni orgánica ni institucional, y cuyo cometido será velar por la «ejemplaridad, rigor y responsabilidad» de los cargos del partido, según la ponencia de Reglamento aprobada en el congreso que recoge la creación de este órgano.

No es casualidad que en uno de los momentos más difíciles para el PP murciano, a causa de la situación judicial de su presidente, Pedro Antonio Sánchez, investigado por cuatro presuntos delitos en el 'caso Auditorio', la nueva dirección regional quiera iniciar su andadura con medidas que puedan mejorar su imagen ante la sociedad.

La Oficina del Cargo Popular será la encarga de vigilar y custodiar las declaraciones de renta, bienes y actividades de los cargos públicos del partido, así como la nueva declaración de idoneidad que a partir de ahora estarán obligados a presentar y en la que deberán justificar los méritos por los que son adecuados para el cargo que desempeñan.

El Comité Ejecutivo elegirá, a propuesta del presidente del partido, a los cinco afiliados que formarán esta oficina.

La dirección popular, en la que se estrenará Maruja Pelegrín como nueva secretaria general, tiene previsto también poner en marcha esta misma semana la oficina parlamentaria, una versión más dinámica y abierta de la existente hasta ahora, ya que permitirá el contacto directo de los diputados del partido con los afiliados, en reuniones tanto en la sede regional como en las locales, para recoger las propuestas de los militantes de base.

50 comisiones de estudio

Entre los órganos de nueva creación aprobados en el congreso con los que el partido pretende fomentar la participación de la sociedad, el primero en ponerse en marcha serán las comisiones de estudio. Estarán formadas por afiliados y profesionales de todos los ámbitos y su misión será analizar aquellas materias de interés social y asesorar a la dirección del partido sobre ellas. La ejecutiva popular prevé la creación de entre 40 y 50 comisiones de estudio, en las que colaborarán más de 400 personas, agregaron las mismas fuentes.

Entre las primeras decisiones que deberá tomar la Comisión Ejecutiva está también completar la composición de la Junta Directiva, máximo órgano entre congresos. Pedro Antonio Sánchez dio a conocer en el congreso a diez de los vocales que, a propuesta suya, se integrarán en este órgano, pero anunció que había dejado sin cubrir varios puestos más para designar a «todo aquel que esté dispuesto a trabajar», incluidos afiliados de base. Sánchez deberá designar a estos últimos vocales de la Junta Directiva en los próximos días.