La Verdad

La criba en la ejecutiva se lleva a conocidos veteranos

La amplia renovación del Comité Ejecutivo Regional ha dejado fuera de este órgano a conocidos dirigentes que hasta no hace mucho ocuparon la primera línea del partido. Es el caso de Alberto Garre, expresidente de la Comunidad, y Juan Carlos Ruiz, exconsejero que le disputó la candidatura regional a Pedro Antonio Sánchez. También deja la dirección regional después de más de veinte años José Joaquín Peñarrubia, que fue diputado, senador y delegado del Gobierno, así como Joaquín Moya-Angeler, exconcejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Murcia, y quien fuera compañero suyo en la corporación capitalina, Francisco Porto, que hasta ayer ejerció de tesorero del partido. Otros con menos años de experiencia, pero con un importante bagaje institucional y orgánico, también han sido víctimas de los cambios introducidos por Pedro Antonio Sánchez en la cúpula popular. Uno de ellos es el que fuera diputado y secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. Tampoco seguirá la consejera de Familia, Violante Tomás, quien en la anterior dirección se encargó de la secretaría ejecutiva de Política Social. En cambio, Antonio Sánchez Carrillo, quien durante las dos últimas décadas presidió el Comité Electoral, dejará este órgano pero seguirá en el Comité Ejecutivo Regional como vocal.