La Verdad

Miguel Sánchez.
Miguel Sánchez. / A. G.

«Pasa un mal trago y echa balones fuera»

    El portavoz de Ciudadanos dijo hacer grandes esfuerzos para tratar de creer las explicaciones del presidente sobre sus vínculos con sospechosos principales en la denominada 'trama Púnica'. Aunque aseguró verlo «en forma», también le dijo a Pedro Antonio Sánchez que el auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que le atribuye la posible comisión de los delitos de cohecho, fraude y revelación de secretos no es ninguna broma: «Está pasando un mal trago y echa balones fuera».

    El presidente de la Comunidad le pidió el beneficio de la duda y le aseguró que todo quedará aclarado cuando llegue el momento. Incluso le recordó que así actuó el PP cuando el llamado 'escándalo de las facturas', protagonizado por Ciudadanos en la Asamblea, al cargar gastos electorales a las cuentas del grupo parlamentario, que está prohibido. «Fuimos justos, prudentes y confiamos en la justicia», le insistió Sánchez.

    Sin embargo, el portavoz de Ciudadanos mantuvo sus críticas y destacó que las expectativas «no son nada halagüeñas». Además le preguntó cómo obtuvo información reservada del Ministerio de Justicia. «Cometió un desliz diciendo que sabía que cuatro jueces estaban en contra de investigarle, una información a la que no tiene acceso el justiciable», le recordó, en una clara alusión a que Sánchez podría tener cierto trato de favor en la Administración de Justicia.

    Antes del pleno, Ciudadanos reiteró que cuando llegue el momento hará cumplir el pacto de investidura, pero también pidió no adelantar acontecimientos.