La Verdad

El ordenador del funcionario cuya casa fue asaltada no sufrió ninguna manipulación

Agentes de la Policía Científica, después de realizar una inspección ocular en el domicilio del funcionario de Hacienda en busca de pruebas.
Agentes de la Policía Científica, después de realizar una inspección ocular en el domicilio del funcionario de Hacienda en busca de pruebas. / Vicente Vicens / AGM
  • La Policía ha concluido que se trata de un robo «común» sin relación con las actividades profesionales del afectado, que colabora con la Fiscalía en la investigación de casos de corrupción y en la Región de Murcia

El ordenador personal del subinspector de Hacienda de Murcia que sufrió un asalto en su casa en la tarde del martes no fue manipulado, informó este viernes la Policía Nacional, que confirma así las sospechas iniciales de que este funcionario fuera víctima de un robo "común" sin relación con su desempeño profesional.

El robo fue comunicado a la sala del 091 alrededor de las 18,45 horas del martes por la propia víctima, que encontró a su llegada a casa la puerta forzada y el interior del piso, situado en el casco urbano de Murcia, totalmente desordenado y con claros signos de haber sido asaltado.

Según las fuentes, los agentes de la policía científica que se desplazaron a la vivienda comprobaron en una primera inspección ocular que no se habían llevado nada de valor, y centraron su interés en el ordenador del subinspector de la Agencia Tributaria por si hubiera sido manipulado para borrar o duplicar información.

El ordenador fue peritado por la policía para averiguar el uso último que se hizo de él y, como la víctima presentó este vierens denuncia en comisaría, se le pudo interrogar y conocer si son coincidentes los horarios de uso registrados en el dispositivo con los manifestados por su dueño.

De ese cotejo, la policía concluyó que el ordenador no fue encendido por quienes violentaron su casa y, aunque no ha cerrado por completo el caso porque apenas han transcurrido unas horas desde la presentación de la denuncia, se considera que el asalto es un "robo común" en el que, además, no se llevaron nada.

Este suceso cobró especial relevancia al conocerse que el funcionario de Hacienda colabora con la Fiscalía en la investigación de casos de corrupción y ha peritado algún proceso judicial, ya que el fiscal anticorrupción de Murcia, Juan Pablo Lozano, denunció en los últimos seis meses sendos asaltos a su domicilio.