La Verdad

Maillo defiende que la imputación de Sánchez no implicaría su dimisión inmediata

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo.
El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo. / EFE
  • El coordinador general del Partido Popular injerencias del poder político en la actividad de los fiscales y señala la apertura de juicio oral como el momento procesal en el que Sánchez debería abandonar la presidencia

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, subrayó este viernes ante una hipotética imputación del presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, que los estatutos de su partido "solo exigen dimitir si se abre juicio oral", y precisó que la decisión la tendrían que tomar sus compañeros en Murcia.

Fernández Maillo, en una entrevista en Antena 3, defendió la presunción de inocencia de Sánchez y se mostrado convencido de que no ha cometido delito alguno. Maillo denunció la campaña de "acoso y derribo" que contra él considera que está protagonizando la oposición.

A su juicio, Sánchez no firmó ningún contrato con la 'trama Púnica' y no puede haber cometido un delito "quien no ha utilizado dinero público ni ha firmado contratos".

El dirigente del PP instó a esperar "a ver si existe esa imputación o no" y, en caso afirmativo, "si se archiva después", como ha recordado que ha ocurrido en las anteriores denuncias de que ha sido objeto por parte de la oposición.

No obstante, explicó que los estatutos del PP establecen que la dimisión del cargo se exige en el caso de que se abra juicio oral.

"Por tanto -añadió- serán nuestros compañeros del PP de Murcia los que tengan que tomar la decisión",

Lo que recalcó es que su hipotética imputación no afectaría al pacto de investidura de Mariano Rajoy firmado con Ciudadanos.

Ante la polémica por la diferencia de criterio entre los fiscales respecto a la imputación de Sánchez, Maillo subrayó que hay un principio jerárquico en la Fiscalía y, si hay diferencia de criterios, al final es el Fiscal General del Estado, tras informes técnicos y jurídicos, el que decide.

Negó que haya injerencias del poder político en la actividad de los fiscales y señaló que "lo que no puede ser es que cuando se acusa a un dirigente del PP se haga justicia y cuando no se le acusa, decir que existe esa injerencia".