La Verdad

Manuel López Bernal, José Luis Díaz Manzanera y José Francisco Sánchez Lucerga.
Manuel López Bernal, José Luis Díaz Manzanera y José Francisco Sánchez Lucerga. / LV

La Fiscalía General afronta la renovación de su jefatura en Murcia en mitad de la polémica

  • La próxima semana se decidirá si López Bernal sigue en el cargo o será sustituido por Díaz Manzanera o Sánchez Lucerga. El elegido llevará los casos 'Auditorio' y 'Púnica'

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, afronta la semana que viene la renovación de las principales fiscalías, entre ellas Anticorrupción, en medio de un debate sobre la posible injerencia política en la posición de la institución respecto del presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, en el caso 'Púnica'. El Consejo Fiscal, órgano asesor de la Fiscalía, se reunirá el próximo miércoles para pronunciarse sobre las candidaturas para cubrir 35 vacantes, una decisión que en último término compete a Maza.

El asunto tiene su trascendencia en Murcia porque está en juego la continuidad como fiscal superior de Manuel López Bernal, que ha llevado el peso de la querella contra el presidente Sánchez por el 'caso Auditorio' en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Considerado en las filas del PP como su principal 'bestia negra', López Bernal aspira a repetir, en competencia con otros dos candidatos, el fiscal de Medio Ambiente, Díaz Manzanera, y el teniente fiscal, José Francisco Sánchez Lucerga. Las críticas públicas del PP hacia López Bernal, que ha impulsado numerosas causas de corrupción en Murcia, son bien conocidas en Madrid, donde varios dirigentes nacionales han asumido, en público y en privado, el relato de esa supuesta persecución judicial a los dirigentes populares. De ser relevado en el cargo por el fiscal general del Estado, las causas de los casos 'Auditorio' y 'Púnica', en el más que probable supuesto de que esta sea remitida por el juez Velasco al TSJ de Murcia, serían impulsados por Díaz Manzanera o por Sánchez Lucerga.

Además de Murcia, están pendientes de renovación las fiscalías superiores del País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha y La Rioja. Pero la decisión más importante en este momento político para José Manuel Maza es la renovación de la Fiscalía Anticorrupción, vacante desde la jubilación de Antonio Salinas. Al cargo aspiran seis fiscales que actualmente trabajan en esa fiscalía especial, entre ellos los que investigan los casos 'Bankia', 'Pujol', 'Púnica' y 'Bárcenas', así como un fiscal del Tribunal Supremo, Manuel Moix.

Pugna por la plaza

Dos de las aspirantes se han visto involucradas en el asunto de 'Púnica': la actual teniente fiscal y una de las que lleva la investigación a la familia Pujol, Belén Suárez, quien firmó el escrito dirigido al juez Eloy Velasco en el que se oponía a acusar al presidente Pedro Antonio Sánchez, y Teresa Gálvez, una de las fiscales del caso que sí era partidaria de la acusación.

La decisión la firmó Belén Suárez de acuerdo con el criterio marcado por el fiscal general del Estado, quien ha afirmado que no tuvo ningún tipo de presión política al respecto y que actuó de acuerdo con el planteamiento de la Secretaría Técnica y los fiscales de la Sala de lo Penal del Supremo.

Ese criterio no es el de las fiscales del caso, Carmen García Cerdá y Teresa Gálvez, quienes, como ayer adelantó 'La Verdad', en el escrito relativo a la otra aforada, la senadora del PP Pilar Barreiro, a la que sí que acusan, señalan que Pedro Antonio Sánchez también se habría beneficiado de un «plan criminal» para mejorar su imagen.

Entre las fiscalías especiales que van a ser renovadas también está la de la Audiencia Nacional, cargo en el que aspira a seguir por un tercer mandato Javier Zaragoza.